Suseela y Mahamad, protagonistas de un vídeo que recoge la lengua de signos de Andhra Pradesh

  • "Deja que tus manos hablen" es un proyecto que pretende difundir la lengua de signos en escuelas públicas y de la FVF
  • Otro de los objetivos es enseñar a las familias para comunicarse con sus hijos e hijas

Suseela Chinthamani de 23 años, junto con Mahamad Dandúde  con 22, fueron elegidos para protagonizar un proyecto audiovisual dirigido especialmente a las personas con discapacidad auditiva, pero de interés para el conjunto de la sociedad. Desde hace unos meses se han convertido en los protagonistas de la última edición del diccionario en lengua de signos, ‘Deja que tus manos hablen’, en el cual se han reunido más de 2.300 signos del estado de Andhra Pradesh. Una experiencia que, reconocen, les  ha  servido de complemento a su formación como alumnos del Instituto para Personas con Discapacidad Auditiva de la Fundación.

Con este proyecto audiovisual se culmina el proyecto didáctico iniciado el pasado 2010. Tal y como se hizo con el anterior  diccionario, será distribuido entre las cinco escuelas inclusivas de la FVF y otros centros educativos del Gobierno.

Para poder hacer esta entrevista ha sido necesaria la traducción de Yugendhar Naidu, responsable del Área de Lengua de Signos, que trabaja en al FVF desde hace 16 años. Para él, el elemento más importante de la lengua de signos es “la expresión facial y corporal de la persona”. Algo que no se ha cansado de repetir a lo largo de las sesiones de rodaje de las últimas semanas.

 

Suseela: ¿Por qué crees que es importante este diccionario?

Personalmente ha sido una experiencia espectacular, ya que me ha llevado a perfeccionar mi forma de comunicarme y a conocer a gente nueva. Me alegra poder participar de una iniciativa que será de tanta utilidad y repercusión, tanto para las personas con discapacidad auditiva pero sobre todo para sus familias. De esta manera se podrán comunicar con mayor facilidad.

 

Mahamad: ¿Qué es lo que más valoras de este diccionario?

Actualmente, estamos grabando la segunda parte de este diccionario y creo que su mayor potencial es la forma en la que está planteado. Es muy sencillo e ilustrativo, por lo que considero que tanto los niños como las personas con menos formación lo podrán entender.

 

Suseela, las mujeres con discapacidad son uno de los colectivos más vulnerables en la India rural. ¿Crees que la sociedad está en el camino del cambio?

 

Suseela: Es cierto que en la India rural, las personas con discapacidad sufrimos una fuerte discriminación, especialmente si se trata de nosotras,  la mujeres. Hay que reconocer, sin embargo, que a día de e hoy la situación ha mejorado, aunque queda mucho camino aún por recorrer..Yo misma soy ejemplo de este lento pero constante cambio.

 

Mi infancia fue difícil, pues mi familia no entendía mi discapacidad y además el haber nacido niña dificultaba más la situación. Cuando iba a la escuela primara de mi pueblo regresaba cada día a casa sin haber aprendido nada. Era muy frustrante. Mi padre murió hace unos años y nuestra relación nunca llegó a mejorar, al igual que me pasa con mi hermano.

 

Con mi madre en cambio, la situación es totalmente diferente. Tras acudir al hospital de la Fundación, donde le explicaron que no sufro una enfermedad, sino una discapacidad, su actitud cambió considerablemente. En la actualidad incluso se está esforzando por aprender la lengua de signos. Aunque le está resultando un poco difícil, pero se esfuerza mucho.

 

Yughendar: Nos ha contado que la danza y la magia con algunos de tus hobbies favoritos, Suseela.

 

Desde que empecé en la Escuela de la FVF practico el baile gracias a un instrumento ideado por la  Fundación y que funciona a base de bombillas de diferentes colores. En función del movimiento que tenemos que hacer se ilumina una bombilla u otra. También consigo tener una fluida comunicación con mi profesor, a través del lenguaje gestual. De igual manera  puedo sentir las vibraciones de la música, ya que normalmente se usa un volumen bastante alto. En la magia, la rapidez de la mímica es la base de todo, y ahí tengo que reconocer que soy bastante buena.

 

Mahamad: ¿Cuáles son tus aficiones? ¿A qué te gustaría dedicarte en el futuro?

 

Me gusta mucho leer todo tipo de libros,  aunque realmente a lo que aspiro es a poder encontrar un buen trabajo. Una ocupación que me permita ayudar a mi familia y conocer a gente nueva.

 

Mahamad: ¿Qué os gustaría transmitir a los niños que como vosotros, tienen esta discapacidad?

 

Suseela: A mí me gustaría decirles que no duden en que ellos también pueden ser felices porque al igual que el resto, si ponen empeño y se apasionan, podrán conseguir todos sus sueños.

Mahamad: Yo les diría, especialmente a las familias y también por supuesto a ellos, que la educación es algo fundamental para   entendernos entre todos.

 

Finalmente, me gustaría preguntarte Yugendhar, ¿qué te motivo a estudiar lengua de signos?  Que, por cierto, nos ha sido de gran ayuda, para poder llevar a cabo esta entrevista.

Tengo un familiar muy cercano con discapacidad auditiva, por lo que desde siempre he tenido interés en estudiarlo, y poder comunicarme con él. Cuando entró a estudiar en la escuela de la Fundación, me animó a aprender este lenguaje. Por eso considero que este diccionario, que pone la lengua de signos al alcance de todos, servirá para acabar con la discriminación hacia este colectivo y ayudar a que nos entendamos mejor.

 

Texto: Fátima Yráyzoz Aranda