Blog

Sai Krishna Pulluru
11.04.2018
La Fundación

Durante toda mi vida he considerado el deporte una parte esencial de mi trayectoria personal y profesional, pues ha sido uno de los elementos, junto con otros, que ha contribuido a mi completo desarrollo y me ha permitido llegar a ser quien soy hoy. Le debo mucho al deporte. Siempre he creído que tiene el poder de “empujarte o hundirte” y esto depende en gran medida del entorno que construyamos para que los niños y jóvenes participen y tengan acceso al deporte.

Puede que suene utópico o incluso ingenuo, pero no tengo miedo a equivocarme cuando afirmo que he visto el efecto transformador del deporte, no solo para los más pequeños, sino para las familias y la comunidad en su conjunto. Ejemplo de ello es la Academia de Deportes de Anantapur, un proyecto que cuenta con siete programas deportivos: fútbol, críquet, hockey, tenis, judo, Special Olympics (para personas con discapacidad) y béisbol, además de los 120 clubs base y cinco centros regionales que ofrecen entrenamiento deportivo, refuerzo escolar y apoyo nutricional.

A través de este proyecto, apoyado por la Fundación Vicente Ferrer en el distrito de Anantapur, estamos trabajando para hacer del deporte una herramienta que ayude al desarrollo integral de los niños y niñas más desfavorecidos de la zona, y romper con los estereotipos de género, prevalentes en la sociedad india. Mi participación en estos programas no ha hecho más que aumentar mi interés y convicción acerca de que el deporte es un medio eficaz y poderoso para promover precisamente el cambio que buscamos, en favor de una sociedad más justa e igualitaria.

Moncho Ferrer
04.04.2018
Familia Ferrer

© Ramamohan/FVF

Kullayma nació con una discapacidad intelectual. Dos características la condenaban al olvido y a la marginación en su aldea del sur de la India: era mujer y tenía una discapacidad. Sin embargo, hoy es una joven de 19 años que durante un tiempo entrenó a compañeros y compañeras en el centro de entrenamiento Special Olympics de la Fundación Vicente Ferrer en Bathalapalli. Hoy en el centro hay 70 chicos y chicas con discapacidad intelectual que se preparan para competir en los Special Olympics de 2019 en Abu Dhabi. Son olimpiadas en las que participan 170 países y donde compiten personas tan capaces como Kullayama. Ella misma obtuvo una medalla de oro en la categoría de bádminton en las olimpiadas celebradas en Los Ángeles en 2015 y anteriormente había ganado cuatro oros en Australia en las pruebas de clasificación.

El éxito deportivo de Kullayma se tradujo inmediatamente en respeto y afecto de su entorno; demostró que los prejuicios no conducen a nada, que los límites los ponemos los demás y que una discapacidad es un obstáculo más, no el único, que confirma que sin dificultades tampoco hay superación.  Ahora los chicos y chicas del centro combinan los entrenamientos deportivos con programas de formación en talleres ocupacionales para lograr una especialidad profesional una vez culminen su etapa deportiva.

Raquel Artiles
26.01.2018
La Fundación

Hoy se celebra el aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi, artífice de la independencia de la India y promotor de la integración social de las castas más bajas y el desarrollo de las zonas rurales. Su vida, como la de Vicente Ferrer, no puede separarse de su causa, que, en ambos casos, fue poner remedio a los sufrimientos, la discriminación y las injusticias.

 

Gandhi destacó por su revolución pacífica; Vicente Ferrer por su revolución silenciosa.

 

Sus proyectos de vida han dejado una huella que ha trascendido su propia existencia. Entre ambas figuras, hemos encontrado algunas coincidencias destacables.

 

1.-Testigos directos de las injusticias. Ambos vivieron una juventud marcada por acontecimientos históricos en los que fueron testigo de injusticias. Gandhi viajó a Sudáfrica para ejercer como abogado y allí sufrió la discriminación y el racismo contra los exiliados indios. Vicente Ferrer participó en los inicios de la Guerra Civil Española, pero se vio incapaz de manejar un arma y, según sus propias palabras, tuvo claro que “los héroes no se hacen en la guerra”.

 

2.-Paso a la acción. Gandhi instigó a sus compatriotas a desafiar el statu quo y a rebelarse pacíficamente contra leyes injustas. Vicente Ferrer fue expulsado de Maharastra, al norte de la India, porque lideró un movimiento de campesinos y jornaleros que se enfrentaron a los abusos de los terratenientes.

 

Juan Manuel Viera
17.01.2018
Galicia y Canarias

La III edición de la Anantapur Ultramaratón (AUM) está en su cuenta atrás; entre los días 19 y 26 de enero  todos los participantes viviremos unas jornadas muy intensas y emotivas.


Serán unos días en los que conoceremos en primera persona  las diferentes áreas de desarrollo  de la Fundación Vicente Ferrer (hábitat, sanidad, educación, ecología, personas con otras capacidades y mujeres) y viviremos dos  carreras con particularidades marcadas pero con un objetivo común que las hacen diferentes de cualquier otra: “Salvan y cambian vidas”.


La Ananpatur Comunity Runnning Day, donde los equipos de España nos uniremos a equipos de la India para hacer relevos  en parejas, es una prueba inclusiva y de encuentro. En esta carrera popular participarán equipos mixtos, deportistas del campus de la FVF, junto a personas con otras capacidades. Será una jornada en la que pretendemos tener mucha visibilidad al mostrar el espíritu de la AUM. Además, este año, al estar hermanados con el Maratón de Gran Canaria, que se celebra el mismo día (21 de enero), será todavía más especial porque conectaremos con imágenes la carrera popular de Anantapur, con el lugar donde empecé a pensar en que quería hacer una acción deportiva y solidaria que contribuyera a la labor de la FVF en el sur de la India.

Laura
Laura Pasarín
18.12.2017
La Fundación

A pesar de que India se suele describir como un país caótico, el sentimiento de acogida y el calor que desprende su gente me enamoró. Concretamente, en Anantapur, donde la Fundación Vicente Ferrer desarrolla su proyecto de desarrollo integral, las miradas son curiosas, inocentes y profundas. 


Mi tarea en la Fundación estuvo relacionada con las escuelas para niñas y niños con discapacidad intelectual que están situadas en distintas zonas. Es curioso darse cuenta de la importancia de la educación pero, sobre todo, de la importancia de adaptar la educación a la realidad del contexto. A diferencia de las escuelas de educación especial convencionales, centradas en la adquisión de conocimientos, en la India rural, la educación va sobre todo enfocada a la higiene, el automantenimiento en las actividades cotidianas y a promover la independencia personal y la productividad en el entorno de la familia y de la comunidad. Promover la independencia personal, enseñar a mantener el ganado o a colaborar en las tareas de campo son actividades que suponen un paso adelante en cuanto a las oportunidades en la mejora de la calidad de vida de los niños y niñas, de sus familias y de sus comunidades.

El voluntariado me enseñó a detectar qué hay de mi cultura en mí. Aprendí a abrir mi mente. El cambio cultural es una oportunidad de oro.

El voluntariado, no solo me enseñó a desarrollar habilidades de comunicación, de planificación, o de todo lo contrario, de reacción ante imprevistos, sino que también me ha ayudado a desaprender ciertos hábitos o saberes y a saber detectar un poco mejor qué hay de mi cultura en mí y quién soy yo cuando mi cultura no está en el contexto. Sabiendo que se puede aprender tanto como se pueda abrir la mente, el cambio cultural es una oportunidad de oro para ello.

Marta Vinyals Rodríguez
28.11.2017
La Fundación

Con la inquietud de siempre ayudar tuve la gran suerte de coincidir con la doctora Anna Ey hace más de dos años. Ella fue quien me cautivó con la magia del Método Ponseti. Este método es el tratamiento de elección para el pie equino varo o pie zambo. Es una deformidad del pie que es presente desde el momento de nacer.

En España, la incidencia es de uno de cada mil recién nacidos. Existen zonas en las que esta incidencia aumenta considerablemente, y en los países en desarrollo representa una causa importante de defecto físico y aislamiento laboral e incluso social. En estos países, el acceso a tratamiento es muchas veces imposible y en la actualidad se desarrollan varios proyectos para la expansión de su tratamiento.

El pie zambo, sin el adecuado tratamiento, puede convertirse en una discapacidad aislante en la adultez

La doctora Anna Ey inició en 2009, dentro del proyecto Disabled, un programa de formación en la Fundación Vicente Ferrer. Esta iniciativa se lleva a cabo por los técnicos ortopédicos y los trabajadores de campo (field workers). Ocho años después, la esencia Ponseti sigue viva y con nuestra visita nos encargamos de que se mantenga intacta. Es importante revisar los principios del Método y asegurar un único protocolo homogéneo en el área de intervención de la Fundación Vicente Ferrer

Arancha Fernández
30.10.2017
Madrid, Castilla La Mancha, Castilla y León

Cuando me senté para diseñar las líneas básicas de la Guía de los ODS para organizaciones del Tercer Sector lo primero que quería era que las personas que trabajan en estas entidades, de forma voluntaria o profesional, se reconociesen. Es difícil trasmitir qué es el desarrollo humano sostenible sin caer en conceptos manidos. O comunicar que una estrategia universal como la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible no se queda en objetivos grandilocuentes, sino que afectaron a las personas al contemplarlos en cada contexto.

Pensé en las organizaciones de acción social con las que hemos trabajado estos meses, Asociación Citycentro, Fundación ADEMO y Asociación Alacrán 1997, pendientes de las necesidades inmediatas de mujeres, niños y niñas, con o sin discapacidad, que necesitan soluciones inmediatas. Tal y como hace la Fundación Vicente Ferrer, con las personas más vulnerables y discriminadas en Andhra Pradesh (India), con la acción por bandera. ¿Cuál sería el puente entre los 17 objetivos de desarrollo sostenible y su realidad?

Los derechos humanos.

Ya lo dice el preámbulo de la Agenda 2030: “…Se pretenden hacer realidad los derechos humanos de todas las personas (…) con un amplio conjunto de objetivos y metas universales y transformadores de gran alcance y centradas en las personas”. Todos conocemos la teoría sobre lo que son los derechos humanos, especialmente cuando trabajas o colaboras con una ONG. Son universales y deben cumplirse tanto en las políticas domésticas como en las internacionales.

Christian Jongeneel
24.10.2017
Delegaciones

He rodeado a nado la isla de Manhattan dos veces. En unas horas me dispongo a recorrer los 70 kilómetros que separan las islas de Tenerife y Gran Canaria. En ambos retos me he enfrentado al mar sin traje de neopreno. Esforzarme y ponerme a prueba es mi manera de comprometerme con las injusticias del mundo. Y yo encontré mi causa hace nueve años, cuando conocí el trabajo de la Fundación Vicente Ferrer y la enorme dimensión que adquiere su ayuda en una de las regiones más empobrecidas del planeta: el sur de la India.

Nado para poner de relieve la extrema pobreza de la India rural, nado porque es necesario que despleguemos nuestra generosidad, nado porque me hace feliz ayudar. Y la mejor manera que sé hacerlo es promoviendo iniciativas solidarias como esta, en las que nos hemos embarcado tanta gente, tantos compañeros y tantos voluntarios.

 

Para mí en eso se resume la vida: tenemos que enriquecernos unos a los otros con nuestras acciones. En mi vocabulario no entran los pensamientos de fracaso, ni los errores. Nadar se entiende como un deporte muy solitario, pero esto está muy lejos de mis emociones y sentimientos. A mí me acompaña mucha gente. La travesía Tenerife Gran Canaria durará 24 horas en la que sortearé las bajas temperaturas, el sueño y el cansancio. Pero la motivación por construir un mundo mejor convierte estas dificultades en simples circunstancias. Mi objetivo es recaudar fondos para financiar la reconstrucción de una casa de acogida donde 25 niños y niñas huérfanos o abandonados del sur de la India tengan una vida digna.

Mario Cobos
28.08.2017
La Fundación

Sara me contaba:

-“Estaba con unas amigas mirando el cielo, tratando de ver todas las estrellas y constelaciones que una de ellas señalaba, y yo no las veía. Tenía 18 años, y días después de este acontecimiento fui al oftalmólogo. Me diagnosticaron Síndrome de Usher tipo II, una enfermedad hereditaria que me afectaría también la visión. Y digo también porque nací sorda y, gracias a la ayuda de un audífono viví toda mi infancia y adolescencia en el mundo de los oyentes, educación oralista y esfuerzos agotadores para entender a las demás. Cuando me dijeron que me iba quedar ciega solo quería meterme en la cama y no salir de ahí, pero después de un día debajo de la almohada me dije: el mundo es muy bonito y yo no me lo voy a perder, semanas después estaba preparando mi primer viaje a la India.”

Todo esto me impresionó tanto que empecé a tener conciencia de que estamos rodeados de personas extraordinarias, y lo pensaba minutos después de que Sara Crespo me dejara conocerla un poco mejor en la Biblioteca del campus en Anantapur (India). Sería mi compañera, yo iba ser en contadas ocasiones sus oídos y sus ojos, digo contadas porque su dependencia era menor que la mía, y así fue como empezamos nuestra aventura trabajando como voluntarios en las escuelas de Bukaraya Samudram que tiene la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur.

Stella Mally
01.08.2017
Viajes

Cuando cierro los ojos, veo rostros de mujeres y un mar de llamativos y bonitos colores. Cuando cierro los ojos oigo, a lo lejos, palabras de complicidad femenina cuyo significado no conozco y el resonar de risas sinceras. Y entonces pienso: en el fondo, en nuestros corazones, todos somos iguales. Pero la realidad es que nuestro lugar de nacimiento nos condiciona. Y, mientras que el hecho de haber nacido mujer en Europa no nos garantiza la automática inexistencia de obstáculos (porque los hay), nacer como mujer dálit en Andhra Pradesh ha sido durante años una sentencia condenatoria a una doble discriminación de por vida: de género y de casta.
Sin embargo, un año antes de que yo naciera, la Fundación Vicente Ferrer decidió poner en marcha un programa para poner en valor el papel de las mujeres en esta región de la India y transformar la base en la que se arraigaba esta discriminación. Ahora, 35 años más tarde, muchas mujeres ya son dueñas de sus vidas, pero el reto sigue existiendo. 

Cuando cierro los ojos, veo y oigo a estas mujeres indias; percibo su resiliencia y su fortaleza. El pasado mes de mayo tuve la oportunidad de conocerlas. Viajé a la India con el objetivo de “ayudarlas” en su camino hacia el empoderamiento y, en realidad, ellas acabaron ayundándome a mí. Ayudándome a creer aún más en lo que hago; dándome más fuerza para conseguir mis objetivos; empoderándome a mi también…

Páginas

Suscribirse a

"Desde la Fundación Vicente Ferrer siempre hemos notado vuestra cercanía, pero queremos aproximarnos todavía más. Por eso ponemos en marcha una sección de blogs para trasladar directamente nuestros mensajes, nuestros proyectos, contar a la sociedad lo que hemos hecho desde hace 45 años y los retos que quedan por abordar. Queremos, fomentar en las nuevas generaciones el espíritu de la solidaridad, contribuir a expandir su mirada, en ocasiones condicionada por las constantes  propuestas consumistas y por un cierto conformismo social."

Anna Ferrer

Autores

Ana Pastor
Reconocida periodista que destaca por su compromiso social.
Rosa Maria Calaf
Rosa María Calaf Solé es una periodista española y antigua corresponsal de RTVE
Moncho Ferrer
Director de Programas de la Fundación Vicente Ferrer
Jordi Folgado
Director general de la Fundación Vicente Ferrer
Anna Ferrer
Presidenta de la Fundación Vicente Ferrer.
Maria Valles
Ex Directora de Gestión Externa en la Fundación Vicente Ferrer.