8 deseos para un mundo más igualitario (primera parte)

Compartir:

La igualdad de género es sin duda una de las asignaturas pendientes, sin la cual será imposible alcanzar la justicia social. 8 mujeres vinculadas al proyecto de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur han explicado los desafíos que aún quedan pendientes en forma de deseos. Ellas ejemplifican las ventajas que puede llegar a alcanzar toda una comunidad cuando se rompen los estereotipos de género y se incluye a las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

B. ANUSHA, DEPORTISTA 
SU RETO: EL LIDERAZGO FEMENINO

“Deseo que un día haya tantas niñas como niños en los campos y pistas deportivas y que cada familia anime a sus hijas a practicar deporte”.

B. Anusha

 

B. Anusha, originaria de una aldea de Bandlapalli, empezó a jugar al cricket en la escuela, en la clase de educación física. Un día decidió participar en un torneo organizado por Academia de Deportes de Anantaur y desde entonces su vida cambió.

“El deporte me ha dado la oportunidad de destacar y demostrar mis habilidades. Me ha inculcado confianza para afrontar los problemas de la vida, un aprendizaje que le deseo a toda chica en el mundo”.

LAVANYA, ESTUDIANTE
SU RETO: LA EDUCACIÓN DE LAS NIÑAS Y JÓVENES

“Deseo que todas las mujeres tengan la libertad de elegir sus carreras y que reciban el mismo salario por el mismo trabajo”

lavanya

Lavanya es estudiante de la Escuela Profesional de Idiomas y una apasionada de los idiomas. Le encantan los desafíos y, por eso, ha decidido empezar clases de alemán.

MANISHA, GRADUADA EN COMERCIO 
SU RETO: LA INDEPENDENCIA ECONÓMICA

«Deseo que nadie nos ponga límites por ser mujeres. Si alguien dice: “Tú no debes hacer eso porque eres mujer”, debes ignorarlo. Solo así llegan los cambios»

Manisha

Manisha, de veintidós años y graduada en Comercio y Administración, fue seleccionada para estudiar en la Escuela Profesional de Idiomas de la FVF. Hoy trabaja en una multinacional en Chennai. «He estudiado alemán e inglés. Los idiomas me han hecho mejor profesional. Pero además me siento más fuerte y libre».

RENUKA, ENFERMERA 
SU RETO: LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

“Deseo que ninguna mujer se sienta inferior a un hombre y que tampoco tenga miedo de expresar lo que piensa”

Renuka

Renuka es enfermera en el Hospital de Kalyandurg, donde dirige un equipo de 124 enfermeras.

Kalyandurg permaneció abierto durante todo el confinamiento y, durante meses, fue uno de los pocos centros de Andhra Pradesh que garantizó la asistencia sanitaria a personas no afectadas por la covid-19, como las mujeres embarazadas.

Además de luchar contra sus propios miedos, Renuka tuvo que hacer frente a los de su equipo. Organizó sesiones de motivación que fueron claves para fortalecer la confianza y mantener la moral alta de las enfermeras. Hoy, visto en perspectiva todo lo que consiguieron, tiene claro que las mujeres deben reivindicar su liderazgo y no dejar que nadie las trate con inferioridad. 

¿Quieres seguir avanzando hacia la igualdad? colabora para que las niñas y mujeres de la India rural tengan más oportunidades. Haz click aquí