fbpx Al volante de su autonomía

Al volante de su autonomía

Kesava agarra sus juguetes como si fuera a dirigirlos. Sueña con ser conductor de autobús para pasear a sus amigos por su aldea, Kundurpi.

Hace un año, apenas tenía movilidad. Pero desde que entró a formar parte del centro para alumnado con parálisis cerebral de la Fundación Vicente Ferrer, su progreso es espectacular.
Compartir:

Chenna Kesava nació con parálisis cerebral. Su madre, Lathamma, recuerda la angustia que sintió cuando no oyó el llanto de su bebé al nacer e inmediatamente se lo llevaron a la UCI neonatal, donde estuvo ingresado 22 días.

Hace tres años, el pequeño empezó sesiones de Atención Temprana y, más recientemente, ha entrado a formar parte del centro para alumnado con parálisis cerebral de la Fundación Vicente Ferrer.

Hace un año, Kesava no tenía control de su cuello, no podía mantenerse sentado ni de pie. Tampoco tenía coordinación visual. Su progreso es increíble”, explica orgulloso Balaraju, su padre.

Kesava esboza una enorme sonrisa mientras realiza los ejercicios diarios. Agarra su tableta de madera con ambas manos, cual volante. De mayor, quiere ser conductor de autobús.Así podré llevar a pasear a mi amigo Lingaiah”, cuenta.

La familia se dedica a la agricultura. Sin embargo, Lathamma ha dejado de trabajar en el campo para cuidar exclusivamente de su hijo, quien requiere atención constante. En consecuencia, los ingresos familiares han caído en picado.

Estoy muy agradecida por el apoyo económico que Kesava recibe cada año, a través del apadrinamiento. También por todos los medicamentos y el tratamiento para la epilepsia que nos ofrecen en el Hospital de Bathalapalli. Es un alivio y nos da seguridad. Siempre me preocupa pensar quién se ocupará de él en el futuro”, cuenta Lathamma.

 

Texto: Eva Galindo Soriano

Fotos: Rama Mohan Jakka