Anna Ferrer inaugura un sistema de radiología digital que facilitará diagnósticos más precisos en menos tiempo

  • Se trata de una tecnología de elevado coste para los pacientes en los hospitales privados que la FVF subvencionará en un 90%.

El Hospital de Bathalapalli de la Fundación Vicente Ferrer cuenta desde este lunes con un nuevo sistema de radiología digital. Este servicio permitirá reducir la lista de espera de los pacientes así como disminuir la radiación a la que están expuestos  tanto del personal sanitario como de los pacientes en este tipo de pruebas.

El doctor Sudheer, director de este complejo hospitalario desde hace más de tres años, destacó los avances que se consiguen con esta tecnología. “En este hospital se hacen de media entre 150 y 260 radiografías diarias. Con este nuevo sistema se podrán hacer las radiografías en cuestión de segundos y en un formato digital de mayor precisión y rapidez” aseguró.

 

Anna Ferrer, presidenta de la FVF, elogió el esfuerzo de todo el equipo médico y su compromiso para ofrecer una atención sanitaria de calidad a las personas más desfavorecidas y con menos recursos de la región. Este servicio está disponible también en otros hospitales privados de la zona, pero a menudo fuera del alcance de gran parte de la población por sus elevados precios. Estamos muy orgullosos de poder ofrecer este servicio subvencionando su precio en un 90%” añadió Anna Ferrer.

Con el nuevo sistema de radiología digital los resultados además se reciben directamente en el ordenador, en cuestión de segundos, y con una precisión muy superior a la disponible hasta la fecha. Este tipo de tecnología sirve tanto para tratar fracturas, así como para ver si hay algún tipo de obstrucción en el estomago, en los pulmones, o en el corazón.

Nueva cantina sin barreras arquitectónicas 

Este mismo lunes se ha inaugurado también la nueva cantina para los trabajadores del complejo sanitario de Bathalapalli con una capacidad de 250 personas en su interior y 50 en una terraza exterior. Estas instalaciones han sido diseñadas por profesionales del Departamento de Hábitat de la FVF teniendo en cuenta la accesibilidad para personas con discapacidad, habilitando rampas y pasamanos. “A veces, cuando se construye un edificio, se olvida el espacio que lo rodea, pero este debe considerarse parte del diseño principal” asegura la arquitecta responsable de la nueva cantina, Candela Nadal.  

Texto: Aina Valldaura