Anna Ferrer recibe el título de doctora honoris causa por la Universitat de Girona

• En su discurso elogió la belleza y el poder de los cuidados
• La institución destaca su dedicación vital a las personas vulnerables y su lucha por la igualdad
Compartir:

La Universitat de Girona (UdG) ha otorgado a Anna Ferrer, presidenta de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), el máximo reconocimiento académico, el doctorado honoris causa, por su labor filantrópica en el sur de la India, manteniendo un compromiso incondicional contra la pobreza y la injusticia, en un acto que se celebró el 10 de junio en el Aula Magna Modest Prats y que reunió a más de un centenar de personas. Anna Ferrer emocionó al auditorio poniendo en valor el poder de los cuidados, una acción que "parece muy simple" pero que en su experiencia "marca una gran diferencia en nuestras vidas, en la de los demás y en el mundo en general”.

La figura de Vicente Ferrer también estuvo presente en el acto. Anna Ferrer ha recordado que "su grandeza fue su fe y su convicción en la bondad de las personas y en la capacidad de cada uno de nosotros de hacer el bien, de preocuparse por los demás y cuidar de ellos". Fue un hombre "muy sabio", destaca Anna, porque "a pesar de no dejar una filosofía" fue capaz de enseñar cómo "los cuidados colectivos pueden cambiar vidas, resolver el sufrimiento y erradicar la pobreza".

El rector Quim Salvi ha hecho hincapié en que Anna Ferrer no es solo un ejemplo de dedicación vital a la mejora de las condiciones de vida de las personas más vulnerables y desprotegidas del planeta, sino que también “otorga el protagonismo invisibilizado de tantas mujeres que han contribuido silenciosamente a la construcción de un mundo más justo, más humano y más responsable”.

El profesor Eduard Muntaner, padrino de la doctoranda, se ha centrado durante la laudatio en la historia de Anna Ferrer “quizás no tan conocida” y en su contribución a poner en marcha la obra que hoy en día es un referente mundial en el mundo de la cooperación para el desarrollo. "Ella ha sido una de las piezas clave en la consecución de todos los hitos de la Fundación, jugando un papel fundamental en mantener la unidad y el espíritu humanista de la organización a lo largo de todos estos años" ha explicado.

honoris causa

Anna Ferrer (Southend-on-sea, Essex, 1947) es fundadora en la India de Rural Development Trust (RDT), la matriz de la Fundación Vicente Ferrer (FVF). Actualmente, preside la organización, que en 2019 conmemoró su 50 aniversario. La filántropa británica es un referente del compromiso y la lucha contra la pobreza, y destaca por haber creado, junto a su marido, Vicente Ferrer, un modelo pionero de desarrollo integral, basado en la colaboración directa y la participación activa de las personas beneficiarias.

En la actualidad, la FVF apoya a cerca de tres millones de personas en más de 3.600 pueblos del sur de la India y su proyecto sigue avanzando hacia nuevos territorios donde la pobreza y la desigualdad oprimen a la población y les impide llevar una vida con dignidad. Firme defensora de los derechos de las mujeres, impulsa un programa de igualdad de género que vertebra la estrategia de cooperación al desarrollo en la India. Lidera una organización de más de 2.500 personas, un 50% de las cuales son mujeres. Su apuesta decidida de trabajar por y con las mujeres en una sociedad de gran tradición patriarcal, la han convertido en un referente de lucha por la igualdad de género.

La UdG concede este título a Anna Ferrer por acuerdo del Consejo de Gobierno de 23 de julio de 2020, a propuesta del rector de la Universitat de Girona, Quim Salvi, con el aval del Consejo de Dirección. Los doctores y doctoras honoris causa son un referente clave en cualquier universidad, por lo que la Universitat de Girona ha ido impulsando estos reconocimientos como un instrumento de proyección de la institución en el marco del contexto universitario catalán e internacional y de reconocimiento a la trayectoria de investigación, académica y cultural de las personas candidatas propuestas.

La distinción honoris causa se otorga a personalidades relevantes del ámbito académico, científico, cultural y social que hayan mantenido un vínculo con la Universitat de Girona y que hayan sobresalido en su labor para integrarlas en el Claustro de la UdG.