Anna Ferrer visita España para explicar los avances en la erradicación de la pobreza en la India

  • En 2019, la FVF cumplirá 50 años de trabajo en el sur de la India gracias al apoyo de más de 130.000 colaboradoras y colaboradores

La pobreza en la India tiene rostro de mujer. Diversos informes ya han alertado sobre el desequilibrio demográfico: en la actualidad nacen 1.108 hombres por cada 1.000 mujeres. El país registra medio millón de abortos selectivos al año, según el último informe económico del Gobierno, que trata de paliar esta situación con campañas nacionales para luchar contra la discriminación de las niñas y las mujeres. En coordinación con las acciones del Ejecutivo indio, la Fundación desarrolla programas para educar a las niñas y revalorizar el papel de las mujeres.

Esta es una de las líneas de trabajo que trasladará la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), Anna Ferrer, en su viaje a España. Ferrer tiene previsto participar en actos con colaboradores en Almería, Barcelona, Pamplona y Santiago de Compostela para agradecer la implicación de los más de 130.000 colaboradores y colaboradoras en la lucha contra la pobreza extrema. La presidenta de la FVF también visitará Castellón, Valencia, Madrid, Ronda, Jaén, Palencia, León, Valladolid, A Coruña, entre otras ciudades, donde se reunirá con representantes de instituciones públicas y de empresas comprometidas con la Fundación y su proyecto para la erradicación de la pobreza en el sur de la India.

El próximo año 2019 se cumplen 50 años desde que Vicente y Anna Ferrer emprendieron un proyecto titánico en Anantapur, en una de las zonas más áridas de la India. Empezaron sin nada, pero con la determinación por cambiar la realidad que les rodeaba. Gracias a la implicación de la población local con el desarrollo de sus comunidades y a la generosidad y solidaridad de los colaboradores en España, hoy la Fundación atiende a cerca de tres millones de personas. Anna Ferrer sabe que su destino y compromiso es trabajar para la promoción de la igualdad de género y el acceso a una educación y salud de calidad de las comunidades más desfavorecidas de la India rural y especialmente con las mujeres y las personas con discapacidad


Reforzar la educación, especialmente de las niñas, es invertir en una sociedad fortalecida. “Trabajamos junto a las familias para que la educación sea una prioridad, en lugar de trabajar en el campo o ayudar a cuidar a familiares. Nuestra misión es que a ningún niño o niña se le robe su infancia ni su futuro”, asegura Anna Ferrer. En este sentido, la presidenta de la FVF destaca que “el último año se han logrado evitar en nuestra zona de actuación (Anantapur) 105 matrimonios infantiles gracias al Childline, una línea telefónica gestionada conjuntamente con el gobierno indio para denunciar este tipo abusos”.

Actualmente el 100% de las niñas de la zona de actuación de la Fundación están escolarizadas en primaria. Sin embargo, estas ratios no se alcanzan conforme avanzan las diferentes etapas educativas. A medida que las niñas van creciendo, el porcentaje de abandono escolar es más elevado. Las familias priorizan la educación de los varones y entienden que las jóvenes deben apoyar las tareas del hogar y contraer matrimonio.

La Fundación ofrece becas preuniversitarias y universitarias para fomentar la educación superior entre las adolescentes y jóvenes. Hasta ahora se han concedido ayudas a 1.628 chicas. Además, también ha puesto en marcha las Escuelas Profesionales, centros en los que se enseña idiomas, informática y habilidades comunicativas para la búsqueda de empleo. El objetivo es ofrecer mayores oportunidades laborales e independencia.


Los sangham, base del empoderamiento

La Fundación Vicente Ferrer impulsa en el sur de la India, la participación de más de 100.000 mujeres en 8.500 asociaciones, espacios de liderazgo en los que no solo desafían conductas tradicionalmente aceptadas como la violencia de género o la prioridad del hombre en el orden de alimentación del hogar, sino que pueden acceder a préstamos para crear a sus propios negocios. Hasta el momento 106.000 mujeres han podido emprender gracias a los créditos facilitados por el Fondo de Desarrollo de la Mujer.
 

Atención temprana a la discapacidad

La atención temprana de una discapacidad permite minimizar los efectos negativos en el desarrollo de los menores y trabajar su autonomía. Desde los hospitales de Bathalapalli y Kalyandurg se lleva a cabo el programa de Atención Temprana en bebés de 0 a 2 años para diagnosticarles y tratarlos a tiempo. El programa ha identificado a 274 bebés a lo largo de este último año. Para garantizar que los menores con discapacidad diagnosticados reciban una buena atención es importante el seguimiento en terreno. Un equipo de la Fundación se desplaza a las aldeas para continuar el tratamiento. Durante este último año se han tratado 416 niñas y niños de 1 a los 6 años.

Nuevas zonas de intervención

La FVF sigue avanzando hacia nuevos territorios cuya población vive en pobreza extrema en colaboración con el Gobierno de la India y las administraciones locales. En este sentido, está proporcionando recursos básicos a los chenchu, un grupo tribal que habita un bosque y que vive de lo que recolecta. Este colectivo registra una mortalidad temprana debido a desnutrición, la malaria o la tuberculosis. La Fundación les apoya construyendo viviendas y facilitando el acceso a la sanidad. Asimismo, hace una labor de sensibilización para evitar el abandono escolar de los menores y evitar los matrimonios infantiles y embarazos precoces.