Bathalapalli ha atendido una media de 1.000 pacientes al mes desde el inicio de la pandemia

• Moncho Ferrer destaca el elevado porcentaje de pacientes recuperados y anuncia una paulatina recuperación de la actividad habitual del hospital
Aina Valldaura
Compartir:

El hospital de Bathalapalli ha atendido hasta la fecha a 6.000 pacientes con covid-19, “lo que representa una media de 1.000 pacientes mensuales, desde que, el 16 de abril de este año, reorganizó sus instalaciones para hacer frente a la pandemia en Anantapur y distritos de alrededor.”, explica Moncho Ferrer, director de Programas de la FVF. Desde entonces, trabaja en coordinación con el Gobierno de Andhra Pradesh para asistir desde los casos más leves hasta las urgencias. “En este momento tenemos un equipo fuerte y estable que puede luchar contra cualquier cosa. Sentimos mucho orgullo”, resalta Moncho.

Un equipo estable

Prepararse para hacer frente a la covid con la previsión con la que lo hizo el hospital fue complicado. Las noticias que llegaban de Europa eran durísimas, así que muchos profesionales acabaron por dimitir debido a las incertidumbres o a las presiones familiares. El miedo y los estigmas dificultaron mucho la respuesta inicial, pero en estos momentos hay un equipo de 220 profesionales de la medicina y la enfermería en primera línea.la India llegó a tener 100.000 casos al día, ahora esta cifra se ha reducido a la mitad, aunque hay que seguir conviviendo con el virus”. Moncho Ferrer también destaca que “el índice de recuperación de los pacientes es muy alto, más del 75%, y la población está siendo cada vez más previsora y se está generalizando el uso de mascarillas”.

Ginecología y Obstetricia, de nuevo en Bathalapalli

En estos momentos, “el hospital de Bathalapalli ya se encuentra preparado para recuperar parte de su actividad habitual antes de la covid”, señala Moncho. Y en breve, la Unidad de Ginecología y Obstetricia reabrirá sus puertas y aliviará la actual saturación que existe en el Hospital de Kalyandurg, también de la Fundación Vicente Ferrer, que en estos meses está atendiendo 900 partos al mes, frente a los 500 habituales. De momento, el área de covid seguirá ocupando la Unidad de Pediatría y el espacio de la Escuela de Enfermería para, poco a poco, ir reabriendo los departamentos que han sido trasladados.