“Desde la primera semana de mayo hemos comenzado a recibir casos más graves y tenemos 125 camas más” Dr.Praveen Kumar, director del Hospital Bathalapalli

• Desde el pasado 16 de abril, el hospital de Bathalapalli es centro de referencia Covid en Andra Pradesh, impulsado por el propio gobierno de la región.

• Los casos COVID-19 en Andhra Pradesh, región donde trabaja FVF, ya alcanzan los 11.000 y ocupa el undécimo puesto entre los estados más afectados de la India. Sólo en los últimos quince días se han reportado 5.000 nuevos casos.
Compartir:

El nuevo coronavirus plantea muchos y grandes desafíos a los profesionales médicos de todo el mundo, incluidos los del Hospital de la Fundación en Bathalapalli. El Dr. Praveen Kumar es el director del hospital y, junto con el personal médico y de apoyo, está trabajando en optimizar los protocolos para brindar la mejor atención médica posible a los pacientes que padecen esta enfermedad, que hasta el momento no tiene una posible cura.

Nos habla sobre los desafíos que el equipo del hospital ha debido enfrentar desde el principio, cuando comenzó a tratar a los pacientes con la COVID-19; el aumento preocupante, tras varias semanas, del número de casos graves, la capacidad del hospital y el aumento del estrés entre los trabajadores sanitarios.

 

¿Cómo ha sido el proceso para convertir y preparar al Hospital de Bathalapalli en un Centro de Salud COVID-19?

En marzo, establecimos puntos de triaje en las instalaciones de los hospitales de FVF en Bathalapalli, Kalyandurg, Kanekal y comenzamos a informar al público sobre las nuevas medidas. Las personas, especialmente las que presentaban sintomatología menos grave, recibieron asistencia para comunicarse con las líneas de ayuda telefónica que habilitó el propio gobierno.

A partir del 16 de abril, el Hospital de Bathalapalli se convirtió en un centro exclusivo de COVID-19.

Realizamos formaciones con el equipo médico y personal de apoyo en varios aspectos, incluyendo cómo usar y quitar los engranajes protectores de los respiradores de manera segura. Desde el principio, recibimos aportaciones valiosas  de nuestros homólogos en España, donde los casos estaban aumentando y todavía teníamos menos casos aquí en India. Hemos aprendido mucho, sin duda, de su experiencia.

 

¿Cómo es la situación ahora? ¿Cuál es la capacidad actual del hospital?

Si bien, al principio recibimos casos asintomáticos o leves, desde la primera semana de mayo hemos comenzado a recibir casos más graves. En estos momentos,  tenemos 125 camas que hemos organizado en diferentes salas dependiendo de su gravedad. Dentro de aproximadamente una semana, finalizaremos los arreglos para aumentar el  número  de camas hasta 160 camas, todas con suministro de oxígeno. También contamos con cinco camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Debido también al aumento en los casos asintomáticos y leves, el 17 de junio preparamos 200 camas más en el  Nursing Hostel  (Escuela de Enfermería) de la Fundación para casos leves y todos aquellos que están a la espera de los resultados de sus pruebas para ser dados de alta. Estamos planificando y elaborando diversas estrategias sobre cómo podemos aumentar y mejorar nuestra capacidad actual para satisfacer la creciente necesidad.

 

¿Cuáles han sido los desafíos que usted y su equipo han debido  enfrentar trabajando en  primera línea?

Cuando el Hospital de Bathalapalli fue declarado centro COVID-19, todo el personal estaba intranquilo, algunos renunciaron y muchos no se presentaron a trabajar. En algunos casos, los vecinos y las personas de las aldeas comenzaron a amenazarlos con no regresar después del trabajo e incluso con el desalojo. Durante las primeras cuatro semanas estuvimos trabajando con muy poco personal para todo el hospital, lo cual complicó mucho la situación.

Justo en ese momento es cuando involucramos al personal de campo de FVF, y también a los empleados del gobierno, para difundir campañas de concienciación por las aldeas. En estos momentos, es importante romper con los mitos y difundir información veraz para que las personas eviten que el miedo se convierta en hostilidad.

El trabajo de los sanitarios es agotador y requiere mucho tiempo, especialmente con por el uso de los EPI. Durante abril y mayo, el calor era insoportable y el personal médico ha debido utilizar los equipos de protección durante al menos dos a tres horas horas seguidas,  durante las cuales no podían ni comer ni tomar descansos para, por ejemplo, ir al baño.

El gran desafío es que nadie sabe, a ciencia cierta, cuándo terminará todo esto. Habrá seguramente un aumento de los casos en India durante los próximos dos a cuatro meses. Desde que comenzamos a tratar a los pacientes con COVID-19, la gravedad de los casos ha ido en aumento. Esto va a afectar a nuestros sanitarios, no solo física sino también emocional y mentalmente. Por eso, tenemos reuniones periódicas de refuerzo con todos para discutir y compartir nuestras preocupaciones.

 

 

¿De qué manera el gobierno está apoyando al hospital?

La ayuda que hemos estado recibiendo es buena. Estamos constantemente en contacto con las autoridades sanitarias del distrito y del estado. El grupo de control sanitario provincial, perteneciente al gobierno de Andra Pradesh, está haciendo un buen trabajo al monitorear la situación en la administración y desde atención médica. Las cosas siempre se pueden mejorar, pero lo están haciendo lo mejor posible, ante esta situación tan grave.

 

¿Ha habido un cambio en la actitud del personal en los últimos dos meses?

Al igual que el público en general, incluso entre el personal médico y de apoyo, ha habido mucho desaprendizaje y reaprendizaje en los últimos dos meses. Llevamos a cabo formaciones continuas y reuniones regulares para discutir y compartir información sobre lo que está funcionando, protocolos de actuación que cambian, la estrategia, etc.

En comparación con los momentos de crisis iniciales, en estos momentos tanto los médicos, enfermeras y el personal de apoyo, en especial,  tienen mucha más confianza trabajando con los pacientes y en las salas. Todos somos conscientes de que si seguimos las medidas de protección a rajatabla, podremos estar seguros.

 

 

Apóyanos para brindar atención médica de calidad a pacientes con la COVID-19, especialmente en áreas rurales de Andra Pradesh. Para donar, haga clic aquí.