Despega el 787 con ayuda humanitaria a la India

• La alianza Fundación Vicente Ferrer y Open Arms permite trasladar, entre otros materiales sanitarios de emergencia, concentradores, cilindros, pulsioxímetros, máscaras ECPAP y dispositivos CPAP

Cristòfol Oliver
Compartir:

El vuelo humanitario organizado por la Fundación Vicente Ferrer (FVF) y Open Arms despegó ayer con destino Bangalore (la India) en torno a las 20 horas. El 787 ha sido cedido por el filántropo italiano Enrique Piñeyro, y contiene material médico de emergencia, “todo lo que está necesitando la India para afrontar esta crisis provocada por la segunda ola de la covid-19”, explicó Asensio Rodríguez, director general de la FVF, que destacó que “la respuesta de la sociedad civil y los colaboradores y colaboradoras de la FVF ha sido impecable”. Esta iniciativa es fruto de la alianza con Open Arms, organización especializada en atender emergencias. “vimos el sufrimiento de la India y decidimos pasar a la acción y poner  este vuelo en marcha en apenas cinco días”, explicó Òscar Camps, su fundador. “la respuesta de la ciudadanía ha sido impecable. No hemos hecho un grano de arena, sino 20 toneladas de arena”.

Está previsto que el vuelo aterrice la madrugada del sábado al domingo con concentradores de oxígeno, cilindros de oxígeno vacíos, pulsioxímetros de dedo, máscaras ECPAP y dispositivos CPAP. El envío incluye también respiradores, mascarillas y equipos de protección (EPI). 

A su llegada a Bangalore, el material se trasladará al Hospital de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur y a otros centros de la zona. El Hospital de Bathalapalli, de la FVF, es uno de los 8 centros de todo el distrito (con más de 4 millones de personas) que atiende a pacientes con covid-19. Para abordar el aumento de pacientes y los síntomas más severos que presentan, ha tenido que derivar todas sus especialidades médicas a otros centros de su titularidad (a excepción de la Unidad de Enfermedades Infecciosas). Actualmente se encuentra al 93% de su capacidad (275 camas).

La situación de la India es de absoluta emergencia. Los contagios siguen subiendo y se registran más de 400.000 al día, mientras mueren más de 3.500 personas diariamente, la mayoría por esa falta de oxígeno en los hospitales, y el país está absolutamente colapsado.

La Fundación Vicente Ferrer prevé como mínimo cuatro meses en los que la India seguirá sumida en la emergencia. Este vuelo enviado ayer es el primero de otros que está organizando para seguir dando apoyo a la población de la India.

Fotografía: Cristòfol Oliver