El 1 de julio se convierte en el día solidario de los controladores aéreos

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que representa al 94% de los controladores de España, ha respaldado la idea de Manuel Roales, controlador aéreo y representante de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) en Gran Canaria: el día 1 de julio será, a partir de este año, el día solidario de los trabajadores de Aena en favor de la Fundación.


De este modo, los controladores aéreos que se adhieran a la iniciativa donarán a la FVF el valor económico de su trabajo de cada 1 de julio. La recaudación obtenida se destinará a uno de los proyectos para mejorar las condiciones de vida de las personas más desfavorecidas del estado de Andhra Pradesh, en la India.


La iniciativa partió de un grupo de controladores aéreos que, durante los últimos siete años, ha llevado a cabo diversas acciones a favor de la Fundación. En todo este tiempo, ya se ha conseguido financiar viviendas, escuelas, una clínica rural, becas de estudio y otros proyectos claves para el desarrollo de las comunidades más necesitadas. Su apoyo, entusiasmo y conocimiento de los proyectos ha sido crucial para extender esta colaboración al resto de controladores aéreos.