El generador de oxígeno de Bathalapalli, conseguido gracias a la solidaridad ciudadana, ya está en funcionamiento

• El nuevo generador puede dar hasta 500 litros de oxígeno al minuto y garantizar así autonomía al centro para proporcionar oxígeno a sus pacientes de manera inmediata y continua
• La Fundación ha atendido a más de 8.200 pacientes desde el Hospital de Bathalapalli, en el sur de la India, que reorganizó los espacios y al personal para afrontar la emergencia por COVID
Compartir:

 El Hospital de Bathalapalli de la Fundación Vicente Ferrer en la India ya ha recibido y puesto en marcha el nuevo generador, imprescindible para proporcionar oxígeno a sus pacientes de manera autónoma e inmediata. La entidad, que cuenta con un proyecto de desarrollo en el sur de la India desde hace 52 años, ha reorganizado su hospital de Bathalapalli, en Anantapur (estado de Andhra Pradesh) para asistir a pacientes con COVID-19 exclusivamente, respondiendo así a la crisis provocada por la segunda ola de coronavirus que se inició el pasado mes de abril. A partir de entonces, y ante la grave carencia de oxígeno en todos los hospitales del país, la Fundación lanzó la campaña ‘Oxígeno para la India’, para dar asistencia a todos los pacientes COVID que llegaban, la gran mayoría con necesidad de oxígeno. Hasta el momento, contaban con depósitos que dependían de proveedores externos, así que era urgente disponer de un sistema propio para salvar la vida de sus pacientes.

La Fundación quiere agradecer la solidaridad de la ciudadanía por su apoyo a esta emergencia, que ha hecho posible que hoy el Hospital cuente con esta infraestructura. Una solidaridad que ha llegado gracias a las donaciones que la organización ha recibido principalmente desde España, pero también desde Estados Unidos, Alemania e India.

El nuevo generador fue inaugurado ayer en un acto al que acudió Anna Ferrer, presidenta de la Fundación; Moncho Ferrer, director de Programas; Nagalakshmi Selvarajam, máxima representante del distrito de Anantapur y el Doctor Praveen Kumar, director del Hospital.

Esta nueva instalación permite recoger el aire de la atmósfera en un proceso que rápidamente produce oxígeno y genera 500 litros por minuto,  facilitando así  al personal médico y sanitario del hospital el tratamiento de los pacientes COVID y salvar, en definitiva, sus vidas. El hospital cuenta hoy con 278 camas con acceso a oxígeno que han estado ocupadas a lo largo de esta segunda ola. “El generador nos da esperanza en que podemos vencer el virus. No obstante, si la pandemia nos ha enseñado algo es que no podemos bajar la guardia”, señaló Anna Ferrer, ante el nuevo generador.

En el marco de la campaña ‘Oxígeno para la India’, la Fundación Vicente Ferrer en España organizó el envío de material humanitario a la India con la colaboración de Proactiva Open Arms, DKV y el filántropo italiano Enrique Piñeyro. El primer vuelo humanitario que salió de España hacia la India el pasado 7 de mayo transportaba concentradores, cilindros, kits de protección individual, pulsiómetros y demás material imprescindible para afrontar la emergencia. Posteriormente, durante el mes de mayo, la Fundación ha realizado varios envíos más de este tipo de material.

La India llegó a registrar en mayo 400.000 casos y 4.000 muertes diarias debido a la falta de respiradores. El impacto fue mayor en zonas urbanas pero a partir de junio se disparó en zonas rurales. “En los últimos días, los casos están disminuyendo progresivamente, se ha estabilizado –señala Moncho Ferrer- director de Programas-, pero nuestro hospital continuará en primera línea apoyando el acceso a tratamientos de quien lo necesita y sensibilizando a la población en el proceso de vacunación y el mantenimiento de buenas prácticas de prevención”.

Desde marzo de 2020, cuando la India decretó la cuarentena por la primera ola de COVID-19, el Hospital de Bathalapalli de la FVF ha tratado a más de 8.200 pacientes, 2.000 de ellos en esta segunda ola tan virulenta. Desde el centro también se han atendido miles de personas que no han llegado a ingresar y que han recibido seguimiento en sus aislamientos domiciliarios.

Asensio Rodríguez, director general de la Fundación en España, ha asegurado que “la situación sigue siendo de emergencia mientras no se consigan estabilizar los casos. Nuestro hospital está preparado para ayudar a quienes más lo necesitan y nosotros desde aquí trabajaremos para que puedan seguir haciendo su trabajo, sumando los esfuerzos y voluntades de personas, instituciones y empresas para conseguirlo”.