El sueño de Yerragunta ya es una realidad

  • La FVF ha inaugurado la colonia de 36 casas construidas en la aldea de Yerragunta gracias a la recaudación de la III Anantapur Ultramarathon
  • Más de 100 participantes de la IV AUM han compartido la emoción de este día tan especial con las familias que, por fin, tienen una vivienda digna

Emoción, felicidad y agradecimiento son las palabras que mejor describen lo que han vivido las familias de Yerragunta durante la inauguración de las 36 casas construidas por la Fundación Vicente Ferrer (FVF) gracias a los fondos recaudados en la III Anantapur Ultramaratón (AUM). “Aquí no había nada y, entre todos, hemos conseguido que el sueño de Yerragunta sea hoy una realidad”. Así ha resumido el grancanario Juan Manuel Viera, impulsor de la AUM, el valor de estas casas para unas familias que vivían en chabolas y que ahora disponen, por fin, de una vivienda digna.

En Yerragunta, una pequeña aldea de la región de Madakasira en el distrito de Anantapur, el miércoles 23 de enero de 2019 será recordado durante mucho tiempo. También lo será para los más de 200 corredores y acompañantes de la IV Anantapur Ultramarathon que han conocido en primera persona los frutos de la pasada edición. Entre ellos, Juan Manuel Viera, colaborador e impulsor del proyecto, Moncho Ferrer, director de Programas de la FVF y Jordi Folgado, director general de la Fundación. Han sido los encargados de inaugurar las 36 casas construidas gracias a los 140.000 euros recaudados el año pasado.

“Hace muchos años que esperábamos este día. Estamos muy contentos de tener esta casa porque hasta ahora vivíamos en una cabaña”. Quien habla es Lakshmidevamma, titular de una de las nuevas viviendas de Yerragunta. La FVF pone todas las viviendas a nombre de las mujeres para potenciar su empoderamiento dentro de la comunidad. Lakshmidevamma y su marido son agricultores, no saben leer ni escribir y viven junto a sus cinco hijos y dos nueras. Ella nunca había tenido nada a su nombre. Hoy exhibe una gran sonrisa de felicidad y agradecimiento.

Es también el caso de Obulesu y Amrutha, un matrimonio que a partir de hoy tiene un techo digno para que crezcan sus dos hijos, a los que quieren dar la educación que ellos no tuvieron. “Vamos a participar en las actividades de la FVF y ayudar a otras familias que lo necesiten”. Este ha sido precisamente uno de los mensajes lanzados por Moncho Ferrer durante la inauguración: “Debemos ayudarnos entre nosotros, esta es la manera de devolver lo que recibimos. Si tenemos corazón, encontraremos la manera de colaborar”.

Todas las familias del pueblo han participado en la construcción de las casas, que cuentan  con dos habitaciones y un baño para que no tengan que hacer sus necesidades al aire libre. El proyecto de desarrollo de Yerragunta ha sido integral, con instalaciones para el suministro de agua y electricidad y mejora de los accesos por carretera. Después de la emoción vivida en este día tan especial, Juan Manuel Viera avisaba que el trabajo no acaba aquí: “La FVF ya puede contar con la Ultramaratón para muchos años más”.

En el último curso la Fundación construyó un total de 2.706 viviendas para personas en situación de extrema pobreza.

Texto: Oriol Petit