Empresas navarras y la Fundación Vicente Ferrer colaboran para asegurar viviendas dignas a 9 familias en la India durante la pandemia

-Todos los integrantes de esta alianza han mostrado su ilusión de mantener esta colaboración con la FVF y poder contribuir así a dignificar la vida de las comunidades más vulnerables del sur de la India.

-La iniciativa solidaria ha unido a los equipos de IED, Greenpower, Indversis, Tetrace y Nabrawind
 Empresas navarras y la Fundación Vicente Ferrer colaboran para asegurar viviendas dignas a 9 familias en la India durante la pandemia
Fundacion Vicente Ferrer
Compartir:

La alianza, surgida en 2019, entre cuatro empresas navarras y la Fundación Vicente Ferrer ha posibilitado que nueve familias en la India rural puedan tener acceso a una vivienda sólida y segura y mejorar de manera positiva su salud y calidad de vida. La colaboración de las empresas IED, Greenpower, Indversis, Tetrace y Nabrawind con la Fundación Vicente Ferrer ha garantizado que todas estas familias de la aldea de Aravakur (Sureste de India) hayan podido pasar esta segunda ola de la pandemia de forma más segura, gracias a que ahora cuentan con un hogar digno en el que se sienten protegidas. Poseer una vivienda con condiciones higiénicas y de salubridad está siendo clave para frenar la propagación de la Covid-19 y contener la enfermedad en la India rural.

El proyecto es un paso más en el compromiso social de estas empresas que comparten la cultura de trabajar a partir de alianzas, tanto internas como externas, como marca la Agenda 2030. En este caso, la iniciativa une a todos los equipos, empresas y trabajadores, que juntos han hecho realidad el sueño de estas familias cuyos miembros mejorarán su integración en la comunidad y tendrán unas condiciones de vida más dignas. La colaboración vincula a estas empresas con los ODS 1 (fin de la pobreza), ODS 5(igualdad de género), ODS 11(ciudades y comunidades sostenibles) y ODS 17 (alianzas para alcanzar los ODS). Marián García, delegada de la Fundación Vicente Ferrer en Navarra, ha subrayado que, “es de vital importancia  que se generen estas alianzas entre empresas con un propósito social que tenga impacto tanto en quienes están cerca como en quienes viven a miles de kilómetros de nosotros. En este sentido, la construcción de viviendas durante la pandemia, ha permitido reducir el hacinamiento y poder seguir un confinamiento en mejores condiciones, reduciendo su impacto en la salud y bienestar de las familias”.

 

Una vivienda digna en tiempos de COVID-19

Tener una vivienda en propiedad supone un cambio muy importante en la vida de las familias, ya que la mayoría viven en chozas de  adobe con techo de hoja de palma, donde tienen el riesgo de ser atacados. Las casas construidas son edificaciones muy sencillas, de unos 45 metros cuadrados, en las que pueden proteger a los suyos ante las inclemencias del tiempo o evitar posibles enfermedades y muertes. Otro dato destacable es que estas viviendas tienen baño, algo poco común en las zonas rurales del sur de la India, donde millones de personas defecan al aire libre. En su construcción participan siempre las familias beneficiarias, lo que genera mayor implicación y compromiso, así como la ilusión de formar parte de un proyecto que va a cambiar tanto sus condiciones de vida. Además las casas se escrituran a nombre de la mujer para asegurar así su futuro y el de sus hijos.