“En los pueblos es imposible obtener un tratamiento dental”

Compartir:

La colaboración entre la Fundación Vicente Ferrer (FVF) y Dentistas Sin Fronteras ha permitido atender este año a más de 3.500 pacientes y facilitar más de 4.000 tratamientos bucales. Hace un mes desembarcaron en Anantapur 14 dentistas voluntarios con sus equipajes repletos de instrumental para proporcionar una atención bucal digna a los habitantes de la India rural. “En los pueblos es imposible obtener un tratamiento dental por lo que sus habitantes tienen que desplazarse a las grandes ciudades cuando tienen un problema”, ha precisado Sirrappa, director del sector de Sanidad de la Fundación.

Desde el año 2001, durante un mes las escuelas de la Fundación se convierten en consultas médicas, donde los dentistas voluntarios realizan empastes, limpiezas, extracciones y pequeñas cirugías. Las caries o la caída de los dientes son los principales problemas odontológicos en Anantapur, fruto de una mala higiene bucal. Además, el excesivo contenido de flúor que tiene el agua de esta zona agrava las patologías dentales. “A veces acuden a la consulta sólo para quitarse las manchas negras de los dientes que provoca la fluorosis. En realidad es el menor de sus problemas, pero nos ayuda a que podamos diagnosticar otros problemas bucales más graves”, ha explicado Víctor Cortezo, uno de los odontólogos del grupo.

Rocío Fernández Hidalgo, coordinadora del grupo, ha observado un gran cambio en los pacientes en este tiempo. “Hace cinco años sólo venían porque les dolía un diente y ahora pueden identificar si tienen una inflamación de la encía o una caries. Confían en nuestro trabajo porque tienen conocidos que han acudido a la consulta en años anteriores y ahora se sienten mucho mejor”, ha asegurado.

Además del trabajo en consulta, los dentistas dan charlas a los más pequeños para concienciarles sobre la importancia de la higiene bucal. “Aquí se venden cepillos de dientes, pero ya sea por hábito o por tradición, suelen utilizar ramitas u hojas de árboles para cepillase que son muy abrasivas y que estropean el esmalte”, ha precisado el Dr. Cortezo. “Existe la falsa creencia de que si les quitan un diente, pueden quedarse ciegos”, ha añadido. Aún así, según la Dra. Hidalgo, ahora los niños y niñas entienden la importancia de cepillarse los dientes, algo que no ocurría cinco años atrás.

El departamento de odontología se traslada a Kanekal
Hasta ahora se derivaba a los pacientes que necesitaban realizarse una prótesis al departamento de odontología del hospital de Kalyandur. Debido al elevado número de pacientes que acudían a estas instalaciones, este servicio se trasladará en un mes al hospital de Kanekal, donde aumentará su capacidad con una sala mayor y una silla dental más. En ella trabajará un equipo compuesto por un higienista y un odontólogo, además de un voluntario español que se incorporará próximamente.

“Este programa es muy importante para los habitantes de las aldeas de Anantapur porque tienen la oportunidad de acceder a tratamientos que normalmente son muy costosos y que no se pueden permitir”, ha afirmado Paraveen, enfermera rural de la Fundación.