Estudiantes de la escuela inclusiva lanzan un mensaje de paz

Compartir:

El alumnado de la escuela inclusiva de la Fundación Vicente Ferrer ha querido sumarse a los deseos de paz a través de dibujos y mensajes que expresan que la guerra nunca es una buena opción.

La guerra en Ucrania está provocando la huida masiva de la población, con todo lo que esto representa para sus vidas y su futuro. Millones de familias están sufriendo las consecuencias de esta destrucción. Los jóvenes estudiantes se muestran especialmente preocupados por la vulnerabilidad en la que quedan tantos niños y niñas ante una vida interrumpida y un futuro incierto. Nuestra misión, como la de todas las ONG, es velar por las personas y proteger su dignidad. Reducir las desigualdades es un compromiso de todos y todas y guerras como esta complican esta misión porque generan nuevos escenarios de pobreza y sufrimiento muy difíciles de revertir a corto plazo. Una guerra es siempre un retroceso de la humanidad. Sin duda, como decía Vicente Ferrer, la única guerra posible es la que existe contra la pobreza y el sufrimiento, “por eso he firmado un compromiso de paz y  amor con los seres humanos”.