Fairplay, el valor del deporte para el desarrollo y la transformación social

Especialistas y ONG's se reúnen en el I Congreso Deporte y Cooperación Internacional organizado por la Generalitat de Catalunya el 17 y 18 de octubre
Sai Krishna, director de la Anantapur Sports Academy, explicó la metodología que aplica la Fundación Vicente Ferrer para promover los valores del deporte en las comunidades rurales de la India

El director de la Academia de Deportes Anantapur (ASA, por sus siglas en inglés), Sai Krishna, participó la pasada semana en el I Congrés Esport i Cooperació Internacional, organizado por la Generalitat de Catalunya. “Es una gran oportunidad para conectar a distintas entidades que trabajamos el deporte en contextos muy diferentes”, explicó. "No solo las ONG, sino también instituciones públicas y entidades privadas se están dando cuenta de que el deporte es una herramienta excelente para el desarrollo. Abordamos problemáticas comunes, como la igualdad de género, la educación o la salud, pero la aproximación al contexto de cada una de las entidades que participamos es distinta. La Fundación Vicente Ferrer interviene a través de entrenamientos para que chicos y chicas ganen habilidades que puedan aplicar en el día a día en sus comunidades”, señaló.

La actividad deportiva mejora las expectativas de los jóvenes rurales “porque exploran sus habilidades de liderazgo y autoestima. Todos esos aprendizajes los revierten en su comunidad. Estos objetivos coinciden con la misión de la FVF”.

Sai confesó que “el reto más difícil fue integrar a las chicas en las actividades deportivas. En Anantapur ninguna practicaba deportes. Actualmente, el 45% de los participantes son chicas. Está produciéndose un cambio de paradigma y de mentalidad necesario para avanzar en la cultura de la paz y la igualdad”.

El deporte para el desarrollo y la paz es una herramienta que responde a la Teoría del Cambio (mapa que resume los pasos a seguir para cumplir una meta). Ayuda a analizar el impacto de la implementación de distintos proyectos y conectar sus resultados.

Oriol Marcé, subdirector general de Actividades Deportivas e Infraestructuras de la Generalitat afirmó que “desde las políticas públicas debemos apostar por la capacidad transformadora del deporte, porque es una gran herramienta para el desarrollo, para la prevención de la violencia, el sentido de pertenencia a una comunidad y el fomento de la paz”.

El evento reunió a distintos expertos en el ámbito de la cooperación y el deporte para el desarrollo. Karlos Pérez de Armiño, director de HEGOA, Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Cooperación Internacional del País Vasco, apuesta por una visión localista de la cooperación, “el pluriversalismo, frente al universalismo, alejarse de un crecimiento estandarizado”. Pérez de Armiño, diferencia las pobrezas en las zonas urbanas “caracterizadas por la falta de cohesión, el desempleo juvenil y los problemas de integración” y la rural: “La mayoría de los gobiernos priorizan la urbana y dejan de lado al campesinado porque las zonas rurales suelen estar menos organizadas, tienen menos poder político y porque persiste la mentalidad colonial”. En este sentido, dijo que había que implicar a las comunidades “que deben hacerse dueñas de los proyectos”.

Por su parte, Marion Keim, presidenta de la Fundación Sport, Development and Peace, afirmó que el deporte está al servicio de un “desarrollo armonioso de la humanidad”, promueve una sociedad a través del fairplay. “Ese era el espíritu con el que se crearon las olimpiadas en Grecia”. Los valores olímpicos según Keim son valores universales: “buscar la excelencia en el deporte y en la vida, el respeto a ti mismo, a tus potencialidades, pero también a tus límites, a ser tolerantes”. En este sentido, asegura que “el impacto es mucho mayor del que se puede medir porque es una herramienta transversal. Mediante el juego estamos impactando en todos los aspectos de la vida, de forma colectiva”. El deporte “no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para educar y difundir la paz”.

 

Deporte e igualdad de género

Expertas en género de la organización Women Win destacaron las especificidades de la práctica deportiva comunitaria para alcanzar la igualdad de género. “A las mujeres no se nos educa para tener coraje. El deporte nos proporciona autoconfianza, nos da proyección en esferas públicas, sacude el orden habitual de las sociedades patriarcales. El deporte permite a las mujeres explorar las relaciones humanas, convertirse en modelos a seguir entre sus amistades y en sus comunidades. Esto está provocando un cambio social de su rol porque adquieren liderazgo”, explicaron sus portavoces.