Fundación Caja Navarra y Fundación Vicente Ferrer: un compromiso de años ligado a proyectos de vivienda, sanidad, educación y discapacidad

Paul Freimanis
Compartir:

Empoderar a las mujeres e integrar a personas con discapacidad en la India son dos de los grandes objetivos que Fundación Caja Navarra se ha propuesto con el apoyo que ha ofrecido durante años al trabajo realizado por la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur (Sureste de La India).  La colaboración y la relación entre ambas organizaciones se remonta al año 2006. Desde entonces, Fundación Caja Navarra ha respaldado proyectos en diferentes áreas como vivienda, sanidad y educación y, más recientemente, la ayuda ha sido destinada a formar a personas con discapacidad y a mujeres, por su especial vulnerabilidad dentro del sistema social del país.
 
Uno de los proyectos más recientes que se ha desarrollado ha sido el que ha aportado formación a mujeres para la producción y comercialización de fenol (un tipo de detergente natural a base de hierbas). Esta formación les ha abierto las puertas para poder generar sus propios ingresos, principal objetivo a la hora de lograr para ellas una vida más autónoma. Desde Fundación Vicente Ferrer se van dando pasos de forma transversal para contribuir a cambiar su autoestima y el cambio de rol que ellas deben tener dentro de su comunidad. Estos cambios de percepción generan también un efecto colateral en el resto de mujeres de su entorno, que las ven y perciben como un ejemplo de superación. Estas mujeres logran algo ejemplar en la India, salir del ámbito doméstico y formar parte del entramado económico de su comunidad.
 
El apoyo de Fundación Caja Navarra también ha sido importante para las niñas y niños con discapacidad intelectual a través de proyecto de acceso a la educación en el Centro que la Fundación tiene en Uravakonda. La India es uno de los pocos países en el mundo donde el 90% de los niños y niñas con discapacidad carece de algún tipo de educación. El objetivo que persigue este programa es garantizarles una educación especial para poder proporcionarles recursos que les permitan desarrollar sus capacidades y para que aprendan a defenderse ante la vida con la mayor autonomía posible. El proyecto incluye también rehabilitación y servicios terapéuticos y de apoyo para el desarrollo de habilidades vocacionales y de la vida cotidiana. La formación y las actividades desarrolladas están a cargo de un equipo formado por educadores especializados y personal de apoyo cualificado