Hepoluz, 18 años colaborando con Fundación Vicente Ferrer

Hepoluz, 18 años colaborando con FVF
FVF
Compartir:

La empresa alicantina Hepoluz, colabora a través de 55 apadrinamientos. Los empleados forman parte de esta ya duradera iniciativa y cada apadrinamiento se realiza de un modo compartido: la empresa aporta el 66% y el otro 34% lo dona el empleado, quien participa de manera voluntaria.

La compañía Hepoluz ha tenido siempre claro, desde los comienzos de la colaboración en el 2004, que estos proyectos surgen porque se desea crear un flujo de solidaridad en nuestro entorno. Por eso, la dirección de la compañía compartió desde el minuto cero el proyecto con los empleados, y ellos son los verdaderos “padrinos” de las niñas y niños. Relatan que cuando reciben cartas de los niños/as apadrinados es un día especial entre todos los empleados.


Siempre pensaron que si les iba bien como empresa, deberían compartir esos resultados con personas que lo necesitaran. Y de ahí nació,  hace ya 18 años, la idea de formar parte como empresa colaboradora del proyecto de FVF. En palabras de la propia dirección, “la Fundación Vicente Ferrer nos pareció una de las más claras a la hora de darnos la información y pensamos que nuestra colaboración realmente llegaría a su destino”. De ahí también que, varias personas de la empresa, hayan viajado a Anantapur para valorar la gran labor que se está realizando en terreno, sobre todo y siempre desde el respeto a las propias costumbres, cultura y religión de la zona.


Los responsables de Hepoluz se enorgullecen de formar parte del equipo FVF y agradecen siempre a la Fundación y a sus apadrinados, porque aseguran les permite crecer como personas y dicen sentirse muy orgullosos con todo su equipo, de formar parte de esta gran familia.