India es ya el tercer país más afectado por la pandemia a nivel mundial

Se han confirmado 878.254 casos, más de 23.000 personas han fallecido y 553.470 se han recuperado del virus, según fuentes de la Universidad Johns Hopkins (USA).

Andra Pradesh se encuentra entre los estados que tienen la tasa de crecimiento Covid más alta del país, superando ya los 25.000 casos y emerge como uno de los nuevos “puntos calientes” de la pandemia.
RDT
Compartir:

India se ha convertido en el tercer país más afectado por la pandemia de coronavirus, por detrás de USA y Brasil. Según los expertos, la reapertura de la economía y la movilidad tras el gran confinamiento ha provocado un aumento de las infecciones, y los estados del sur del país emergen como nuevos “puntos calientes”.

No es solo la cantidad de casos de COVID-19, lo que preocupa ahora mismo a las instituciones, si no también el ritmo en el incremento de los mismos, uno de los más altos en un país superpoblado. El fuerte y rápido aumento de nuevas infecciones, en los últimos días,  ha provocado que varios estados del país, como Kerala, Bengala Occidental, Assam y Jharkhand, hayan vuelto a imponer bloqueos en sus zonas más afectadas.

A día de hoy, el recuento total de afectados por coronavirus en la India se acerca a los 900.000 casos y coloca al país detrás de Estados Unidos y Brasil. El pasado domingo, 12 de julio, el Ministro de Sanidad  informaba de 25.000 nuevos casos y 613  fallecimientos en un solo día — los datos más negativos desde que empezase todo a finales del mes de enero. "Estamos ya yendo a pasos agigantados hacía nuestro “pico” de casos, que podemos esperar que suceda a principios de agosto", ha asegurado a la BBC el Dr.T.Jacob John, uno de los principales virólogos del país. "Pero incluso después del pico, continuaremos viendo un número significativo de infecciones en los próximos meses y hasta el próximo año".

Los números se han disparado, a medida que las empresas han vuelto a abrir y el tráfico ha regresado a las calles. Desde restaurantes hasta centros comerciales y oficinas hasta lugares religiosos, la mayoría de las ciudades de la India ya han levantado las restricciones para intentar “inyectar” una economía que ha sido duramente golpeada por uno de los bloqueos más estrictos y largos del mundo. Gran parte de ese aumento proviene de cuatro estados del sur: Andhra Pradesh, Tamil Nadu, Karnataka y Telangana.

Precisamente en el estado de Andra Pradesh, donde desarrolla su actividad la Fundación los recuentos del pasado domingo reflejaban 1.933 nuevos casos de coronavirus. Una cifra que sube el marcador de personas afectadas del Estado a, 30.000 y a 19, los fallecimientos en un solo día.

Aunque las ciudades con alta densidad de población como Delhi, hogar de millones de personas, siguen siendo el epicentro de la pandemia, también están apareciendo peligrosos brotes en zonas más agrícolas, como es el caso de Telangana o Andra Pradesh, donde Fundación Vicente Ferrer trabaja desde hace más de 50 años.

 

Las pruebas de cribado aumentan pero no las medidas de seguridad entre la población

Las autoridades dicen que el aumento de los casos también se debe, en parte, al aumento y recogida de las pruebas que se están realizando. En los primeros días de la pandemia, las pruebas eran muy limitadas debido a la falta de instalaciones. A día de hoy, India está realizando unas 150.000 muestras al día, en comparación con las mil que realizaba cuando comenzó el confinamiento. Pero, todavía tiene una de las tasas de cribado per capita más bajas a nivel mundial.

Y aunque los casos están creciendo de manera preocupante, también es cierto que India ocupa un lugar relativamente bajo en la cantidad de vidas que el virus se está cobrando. Según los expertos, esa situación puede revertir en cualquier momento. A medida que India se enfrenta a una etapa más grave de la pandemia y su infraestructura de salud se está viendo sometida a una presión creciente, los especialistas en salud pública han enfatizado la necesidad de educar a las personas sobre el uso de mascarillas y reiterar la importancia de las medidas de seguridad y distanciamiento social.

En un discurso a la nación la semana pasada, el primer ministro Narendra Modi advirtió que el país se encuentra en una coyuntura crítica en su lucha contra el virus, pero muchos no siguen las pautas para evitar su propagación: usar mascarillas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social, sigue siendo prioritario.

Por el contrario, India continúa reabriendo más lugares públicos, a pesar del aumento de casos, ya que se enfoca en recuperar empleos y reavivar su economía.

Ayúdanos a paliar el impacto de la pandemia en una zona con un alto índice de pobreza.  Colabora clicando aquí