La alianza entre la Fundación Rafa Nadal y la Fundación Vicente Ferrer cumple diez años

•Más de 1.700 niños y niñas de Anantapur han formado parte, a lo largo de estos diez años, de la escuela NETS (Nadal Educational Tenis School)

•El tenis es un vehículo para romper barreras sociales, reducir las desigualdades, adquirir aprendizajes y fomentar valores positivos inherentes al deporte
Fundación Rafa Nadal
Compartir:

Hace 10 años el tenista Rafa Nadal inauguraba en Anantapur (India) la escuela NETS (Nadal Educational Tennis School), el primer proyecto de su Fundación, en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer. Desde entonces, en esta escuela el tenis se ha convertido en un vehículo para favorecer la integración social, el desarrollo personal y la igualdad de los más de 250 niños y niñas que asisten cada año.

"En una zona rural como es Anantapur, parecía que el tenis no tenía cabida, y muchos dudaban de que este deporte pudiera ser una herramienta de cambio y empoderamiento para esos niños y niñas. Con el tiempo, se ha demostrado todo lo contrario: jugar en igualdad de condiciones, divertirse y compartir con los demás, esforzarse por querer mejorar... siempre genera un impacto positivo", dice Rafa Nadal.

Ubicado en Anantapur, el proyecto no solo contempla la práctica deportiva, sino que también ofrece a los menores clases de inglés e informática; materias claves para su futuro. A la formación deportiva y académica, se le suman chequeos médicos periódicos y una comida diaria; ofreciendo así una atención integral a los menores.  

Moncho Ferrer, director de Programas de la Fundación Vicente Ferrer celebra también los 10 años del proyecto asumiendo que, “el programa de deportes NETS ha resultado ser también una potente herramienta de integración social. Se ha convertido en un centro que fomenta grandes valores por los que luchamos desde la FVF, como  son el trabajo en equipo, la igualdad y el respeto. Los jóvenes de Anantapur han mejorado su educación, autoestima y, principalmente, disfrutan sus logros y los comparten, niñas y niños juntos”.

Actualmente, la actividad en el centro se ha visto interrumpida debido a la crítica situación que está viviendo el país desde el inicio de la pandemia. De hecho, India es el segundo país del mundo más afectado por la enfermedad, solo por detrás de Estados Unidos.

Durante este periodo, el equipo de profesionales de NETS (entrenadores, profesores y personal de apoyo) no ha dejado de estar en contacto y de seguir implicado con las familias y los niños y niñas que acudían a la escuela, “para asegurarnos de que estén bien y de que las familias tengan las necesidades básicas cubiertas”, explica Vishal Vijayakumar, coordinador del centro. Adicionalmente, el personal de NETS se ha sumado a las tareas de emergencia por la Covid,  como la distribución de paquetes de comida, para paliar la falta de alimentos durante el confinamiento.