La Escuela Profesional de Idiomas obtiene el reconocimiento de centro oficial de posgrado universitario

  • Un acuerdo entre la Universidad Sri Krishnadevaraya y la Fundación Vicente Ferrer reconoce los estudios de la Escuela Profesional de Idiomas como título de posgrado.
  • Este certificado abre nuevas puertas a las y los estudiantes de cara al mundo laboral, tanto en empresas multinacionales como en organismos públicos.

Los más de cien alumnos de la Escuela Profesional de Idiomas de la Fundación contarán con un título de posgrado reconocido por la Universidad Sri Krishnadevaraya, considerada una de las mejores del estado de Andhra Pradesh. Gracias a un acuerdo entre la FVF y la institución universitaria, los jóvenes estudiantes obtendrán un nuevo certificado que les servirá como impulso para acceder al mercado laboral, además de la titulación oficial de nivel B1 en idiomas extranjeros.

 

La Universidad Sri Krishnadevaraya es una de las facultades más reconocidas de la región y cuenta con varios acuerdos con instituciones públicas y multinacionales de la India y el extranjero. Entre las alianzas, destacan especialmente empresas del mundo de la banca, los seguros e incluso aeronáuticas; así como Amazon y Airtel, multinacional líder en telefonía móvil en la India.

 

Nos sentimos muy orgullosos de que nuestras alumnas y alumnos puedan optar a este reconocimiento que seguro les ayudará a encontrar un buen empleo. Este certificado supone una marca de prestigio para nuestra escuela y una recompensa al esfuerzo de los estudiantes”, asegura V. Geethanjali, directora de la Escuela.

 

Dominar varias lenguas, como el telugu (lengua materna), el inglés y una tercera lengua a escoger entre español, francés o alemán, junto con este certificado oficial, permite a estos estudiantes sentar las bases de una carrera profesional de éxito”, añade satisfecha la directora del centro.

 

José Antonio Hoyos, coordinador de estudios, recomienda a las y los estudiantes no bajar la guardia a la hora de enfrentarse a los exámenes: “Les he insistido en que estudiaran mucho durante toda la semana para no sólo aprobar, sino conseguir un buen resultado en esta nueva oportunidad”.

 

Claudia y Santiago, dos de los docentes voluntarios en el centro, destacan la motivación del alumnado ante esta prueba. “Todos ellos han demostrado muchísimo interés por este examen, y son conscientes del impacto que puede tener para su futuro”.  Tras varios días de incertidumbre por conocer los resultados, las caras sonrientes, abrazos y felicitaciones han confirmado el mejor pronóstico: aprobado general.

 

Texto: Fátima Yráyzoz Aranda