La Fundación ayuda a producir más de un millón de mascarillas para ayudar a prevenir la propagación del virus

•La organización ha puesta en marcha talleres en siete localidades para enseñar a la población a fabricar sus propias mascarillas y ha movilizado a cerca de 2.000 sastres para que se pudiera ampliar el número.

•Las mascarillas caseras han pasado a ser una solución para limitar la cadena de transmisión. Las personas que viven en slums necesitan una solución local, barata y simple, y ahí es donde la mascarilla casera puede marcar la diferencia.
masks productions during Covid-19 crisis
felita Viegas
Compartir:

El Gobierno de la India decretó el pasado 25 de marzo la mayor cuarentena del mundo, que ha afectado a más de 1.300 millones de habitantes y que durará,  según un nuevo decreto del Ministerio de Sanidad, hasta el próximo 18 de Mayo. Por ahora las autoridades sanitarias del país cifran en 35.000 los casos confirmados y se han registrado más de 1.100 fallecidos.

El control de expansión de la enfermedad y la alimentación de la población se han convertido en ejes prioritarios de la campaña “Emergencia Covid India” puesta en marcha por la Fundación para frenar las consecuencias de la pandemia entre la población rural.

Una de las primeras iniciativas de la FVF para asegurar el control de la expansión del coronavirus entre la población ha sido, desde el primer momento, la fabricación de mascarillas, para distribuir principalmente entre profesionales que trabajan en primera línea, como médicos, sanitarios, agentes de policía o propietarios y dependientes de pequeños comercios de alimentación.

Safia Begum, responsable de la iniciativa y asistente de dirección del Grupo de Artesanía FVF aseguraba que “solo en  las dos primeras semanas hemos montado más de 25.000 mascarillas para poder llegar al máximo número de personas en el distrito de Anantapur”. Pero ante el incremento exponencial de la demanda y la falta de material de protección sanitario, “nos han pedido mascarillas desde instituciones sanitarias, el propio gobierno y hasta directores de hospitales públicos”, subrayaba Safia Begum. Dada esta situación “en las últimas tres semanas hemos entrenado a cerca de 2.000 sastres para que puedan enseñar a otras  personas a realizarlas en sus poblaciones y ya hemos alcanzado la producción de más de un millón de mascarillas”, ha confirmado el director de Programas de FVF, Moncho Ferrer.

 

 

Las personas que deseen colaborar con esta iniciativa de la FVF pueden hacer sus donaciones a través de la página web (www.fundacionvicenteferrer.org) o del teléfono gratuito 900 111 300.