La Fundación Esperanza Pertusa apuesta por la empleabilidad entre jóvenes de la India de la mano de la Fundación Vicente Ferrer

Cristina Noguera
Compartir:

La Fundación Esperanza Pertusa, de la firma de calzado Gioseppo (Alicante), y la Fundación Vicente Ferrer (FVF) han llegado a un acuerdo para promover el aprendizaje de calidad en idiomas a 60 jóvenes del sureste de la India en la Escuela Profesional que gestiona la FVF. El acuerdo prevé también fomentar entre estos jóvenes la adquisición de habilidades comunicativas y conocimientos en contabilidad y nuevas tecnologías. Estas son habilidades que les impulsarán en su búsqueda activa de empleo. La escuela profesional donde se impartirá el programa está localizada en el pueblo de BK Samudram.

La Fundación Esperanza Pertusa se une así, con otras empresas, a este proyecto que busca aumentar las oportunidades de empleo para jóvenes de comunidades empobrecidas y lograr así mejorar su estatus socio-económico y el de su propia familia.

La educación es un importante motor de cambio y transformación. En la actualidad, para lograr un empleo que suponga estabilidad, se necesita contar con una serie de habilidades que solo la educación secundaria y superior pueden llegar a aportar. Según datos recientes de la UNESCO, aumentar en dos cursos los años de escolarización en jóvenes de más de 15 años contribuiría a sacar de la pobreza a 60 millones de personas a nivel mundial.

En los últimos años, la FVF ha observado que la mayoría de los estudiantes graduados procedentes de zonas rurales y de las clases más bajas de la zona de Andhra Pradesh no accedían a buenos trabajos en las grandes ciudades a pesar de su formación universitaria. La única manera de mejorar la empleabilidad de estos jóvenes recién graduados era dotarles de habilidades que completaran su currículum, entre ellas: idiomas, habilidades comunicativas y tecnológicas. En el año 2012 se creó la primera escuela profesional y hoy en día la Fundación ya cuenta con cuatro, que acogen anualmente a una media de 360 alumnos y alumnas. En el último año, el 94% del alumnado ha encontrado empleo tras completar esta formación.

Jose Antonio Hoyos, actual coordinador de las escuelas profesionales, explica que “la motivación de estos alumnos parte de su alta consideración por la Escuela Profesional. Son conscientes de que estudiar aquí tendrá un efecto positivo en su inserción laboral. Están motivados porque asocian aprender con la idea de encontrar un empleo. Eso les hace entregarse. Se sienten afortunados de estudiar en este centro”.

Para Esperanza Navarro, Patrona de la Fundación Esperanza Pertusa, “debemos fomentar este tipo de proyectos que buscan capacitar a jóvenes y favorecer su empleabilidad, es la mejor forma de lograr el desarrollo personal y profesional de aquellas personas que asisten a la Escuela Profesional. Además la Formación Profesional es el primer paso  hacia el desarrollo global y el fin de las desigualdades.”

Después del trabajo realizado en estos 50 años por la Fundación Vicente Ferrer, se ha logrado alcanzar prácticamente la educación primaria universal y ahora el objetivo es que terminen el ciclo de enseñanza secundaria, principalmente las niñas, y puedan avanzar hacia la educación universitaria. El objetivo de lograr una educación inclusiva y de calidad para todos se basa en la firme convicción de que la educación es uno de los motores más poderosos y probados para garantizar el desarrollo sostenible. La Fundación Vicente Ferrer trabaja a través de la educación para erradicar la pobreza y favorecer la igualdad de oportunidades entre las comunidades más desfavorecidas de la India, por ello una de sus metas es que aquellas personas que hayan estudiado en sus escuelas logren un empleo de calidad.

El objetivo número 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), recogidos por las Naciones Unidas, busca asegurar que todas las niñas y niños completen su educación primaria y secundaria de calidad y gratuita para 2030. El número 8 persigue el empleo pleno y el trabajo decente para todas las personas. Ambos objetivos pasan por proporcionar acceso igualitario a formación técnica asequible y eliminar las disparidades de género e ingresos, además de lograr el acceso universal a educación superior de calidad.