La Fundación Vicente Ferrer pide firmas para que la UE apoye la suspensión de las patentes de vacunas contra la COVID-19

• La entidad lanza la campaña ‘No Dejemos a Nadie Atrás’ para que las vacunas lleguen también a los países empobrecidos, una cuestión “ética y de salud global”
Compartir:

La Fundación Vicente Ferrer ha lanzado la campaña 'No Dejemos a Nadie Atrás', para recoger firmas entre la ciudadanía y solicitar a la UE que desbloquee las negociaciones que permitirían suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra la COVID-19. “Más de la mitad de las vacunas están llegando a los países ricos, que solo representan el 14% de la población”, señala Asensio Rodríguez, director de la Fundación Vicente Ferrer en España.


El 2 de octubre de 2020, la India y Suráfrica hicieron historia al hacer una petición oficial a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que los países pudieran revisar temporalmente las patentes y otras medidas de propiedad intelectual para medicamentos, vacunas, pruebas de diagnósticos y otras tecnologías para la COVID-19 mientras durase la pandemia y hasta alcanzar la inmunidad de grupo en todo el mundo. 


La Fundación Vicente Ferrer se sumó el pasado mes de mayo a esta solicitud a través de la Declaración de Barcelona para la Liberalización de Patentes, una iniciativa impulsada por varias ONG y entidades sociales que trabajan en el ámbito de la salud. 


No obstante, “la falta de reacción por parte de la Unión Europea nos impulsa a abrir una campaña de recogida de firmas que permita generar un movimiento ciudadano en favor de esta suspensión porque una distribución poco equitativa de la vacuna provoca la aparición de variantes más resistentes, con el riesgo de que el éxito de las vacunas ya aprobadas pueda quedar en saco roto. Ya hemos visto que la variante delta es un 60% más contagiosa que sus antecesoras y ha incrementado las muertes en un 43% en los países empobrecidos con menor acceso a la vacuna” indica Rodríguez.


Para la Fundación Vicente Ferrer, la liberación temporal de patentes es una cuestión ética y de derechos humanos, pero también de salud global y de sentido común, puesto que  “en situación de pandemia ningún país estará libre de contagios a menos que la población mundial esté protegida”.


La Fundación anima a toda la ciudadanía a firmar por el desbloqueo de la Unión Europea a esta suspensión a través de su web y solicita además compartir a través de redes sociales esta campaña para sumar apoyos. “Es una cuestión urgente, porque ante una población desigualmente vacunada solo cabe cerrar fronteras para protegerse de contagios, con las drásticas consecuencias económicas que tiene este bloqueo”.