La India gana la batalla al tétanos materno y neonatal

La mortalidad neonatal se ha reducido a un caso de cada 1.000 nacimientos
La Fundación Vicente Ferrer ha colaborado en Anantapur y Kurnool a la vacunación de mujeres embarazadas
Compartir:

Tras más de quince años de campaña gubernamental, la India por fin ha dado por erradicado el tétanos materno y neonatal, según ha anunciado el primer ministro indio, Narendra Modi. Los casos de la enfermedad se han reducido a uno de cada 1.000 nacimientos, tasa que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la enfermedad deja de suponer un problema de salud pública, justo un año más tarde de haber erradicado la polio.

El Gobierno indio, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), puso en marcha una gran campaña de inmunización e higiene denominada National Health Mission (Misión Nacional de Salud). Millones de mujeres embarazadas recibieron vacunas contra el tétanos en los hospitales, las cuales también protegen a los bebés cuando nacen.

Las madres y los bebés son particularmente susceptibles a esta infección. El tétanos neonatal sigue siendo frecuente en muchos países en vías de  desarrollo, debido la falta de higiene en los cuidados del cordón umbilical y a las bajas tasas de vacunación antitetánica de las embarazadas.

El progreso global para eliminar el tétanos ha sido notable. En los últimos 15 años, la tasa de mortalidad por tétanos se redujo en todo el mundo de más de 800.000 muertes en el año 2000 a menos de 50.000 este año, según la OMS. Sin embargo esta enfermedad sigue representando una amenaza para la salud pública en otros 25 países, entre ellos Afganistán, Pakistán y Nigeria.

 

La lucha contra el tétanos en Anantapur

 

“El Gobierno ha hecho un esfuerzo muy grande, gracias también a la ayuda internacional. En Anantapur, la Fundación Vicente Ferrer también ha ayudado a la implementación de la vacuna” afirma Sirappa Boyapati, director del Sector de Sanidad. “Hace 40 años ya que hacemos campaña para la inmunización; entonces los doctores y las trabajadoras sanitarias de la comunidad eran quienes administraban las vacunas.”

 

Uno de los principales objetivos del proyecto sanitario de la Fundación es mejorar la salud de mujeres y niños. En este sentido, en el Hospital Pediátrico de Bathalapalli de la FVF, inaugurado en 2010, existe un área dedicada exclusivamente a la vacunación, en la que se dispensan completos programas para la prevención del tétanos, entre otras enfermedades como  la Hepatitis B, el sarampión, la tuberculosis o la rubeola.

“Desde 1985 damos soporte al programa de inmunización universal a través de recursos humanos, mantenimiento o transporte”, comenta Sirappa, “ahora la FVF solo pone la vacuna contra el tétanos en el hospital cuando llega una mujer embarazada para dar a luz y no está vacunada del tétanos”. “La Fundación ha hecho y sigue haciendo un trabajo de concienciación y sensibilización en las zonas rurales para la prevención del tétanos y otras enfermedades. Explicamos a los vecinos de los pueblos la importancia de ponerse las inyecciones contra esta enfermedad, ya sea en un hospital privado o en uno público”, explica Sirappa.