La mitad de las muertes por sarampión se producen en la India

Compartir:

65.500 niños y niñas indios murieron en 2010 a causa del sarampión; en total, el 47% de las muertes por esta enfermedad de todo el mundo, según una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicada en la revista médica The Lancet. Según este informe, “el sarampión sigue estando generalizado en la India debido al retraso en las campañas de vacunación” y a su baja cobertura, que actualmente sólo abarca a tres de cada cuatro niños y niñas.

“Esta enfermedad infecciosa sigue siendo una de las principales causas de muerte en la infancia pese a poder prevenir la enfermedad con una vacuna. Afecta sobre todo a niños y niñas desnutridos, ya que tienen las defensas debilitadas y pueden tener otras infecciones”, ha explicado el Dr. Durgesh, director del Hospital Pediátrico de la Fundación Vicente Ferrer (FVF). Así, el doctor ha apuntado que las complicaciones del sarampión en India son muy frecuentes: “La más habitual es la neumonía, responsable de numerosas muertes, además de la ceguera, la infección de oído y la diarrea severa”.

Antes de la existencia de la vacuna, en los años 60, la enfermedad acababa con la vida de entre siete y ocho millones de niños y niñas al año, cifra que hoy ha disminuido hasta un millón. Pero en la India, los avances no han sido tan rápidos: la vacuna no estuvo disponible hasta 1987 y en la última década la mortalidad del sarampión sólo ha disminuido en un 26%, tres veces menos que en el resto del mundo.

La lucha contra el sarampión en la India, además, encuentra una importante barrera en las creencias populares. “Cuando mi hijo Nagaraju contrajo la enfermedad, le di durante tres días las inyecciones y las medicinas que me recetó el médico”, ha explicado Saraswathi. “Después mi familia me dijo que el niño estaba enfermo por deseo de la diosa Atalamma, entonces paramos el tratamiento y comenzamos con nuestros rituales ayurvédicos”.

La India no logrará la inmunización universal
La Fundación inició su campaña de vacunación en 2004 y, desde entonces, 2.500 niños y niñas han sido inmunizados contra el sarampión en el Hospital Pediátrico de Bathalapalli. “Comenzamos el calendario de vacunación desde el día de su nacimiento y les citamos en el hospital en las fechas correspondientes para cada vacuna, en el caso del sarampión a los nueve meses”, ha explicado el Dr. Durgesh. Lo importante, ha puntualizado el doctor, es la concienciación que en ese momento se inicia con sus padres, explicándoles la importancia de las vacunas. Pero en el 15% de los casos, una sola dosis no es efectiva, como en el de Nagaraju, que había sido vacunado cuando era bebé. Por eso, ahora, el Gobierno de Andhra Pradesh suministrará una segunda dosis que combina la inmunización contra sarampión, paperas y rubéola, una vacuna que la Fundación ya estaba proporcionando.

Esta iniciativa del Gobierno coincide con la campaña internacional de varios organismos, entre ellos la OMS y UNICEF, para eliminar el sarampión y la rubéola de aquí a 2020, dado el fracaso del Objetivo del Milenio de lograr la inmunización universal en 2015 en varios países. En concreto, la India prevé alcanzar el 80% de inmunización contra el sarampión en 2015, lejos de la meta fijada. Tampoco conseguirá su meta en la reducción de la mortalidad infantil, una de las más elevadas del mundo.