fbpx Las administraciones se suman a la acción de emergencia en la India

Las administraciones se suman a la acción de emergencia en la India

Compartir:

La India es actualmente el segundo país del mundo con más casos de COVID-19 con un acumulado de casi 10 millones de personas contagiadas hasta mediados del mes de diciembre. Aunque en un país con más de 1.350 millones de habitantes los datos suelen ser impactantes, las dificultades de acceso a la sanidad y la situación de precariedad en la que viven millones de personas contribuyen al aumento de estas cifras. 

La Fundación Vicente Ferrer (FVF) puso en marcha desde el inicio de la pandemia un plan de emergencia para paliar sus consecuencias en la población rural y ha volcado todos sus recursos humanos y materiales en este objetivo prioritario desde el pasado mes de marzo. El equipo de la Fundación se organizó rápidamente para dar una respuesta inmediata a esta crisis sanitaria y social. Diversas administraciones públicas se han sumado a esta respuesta a la emergencia y están colaborando con la Fundación desde marzo. 

El Cabildo Insular de Gran Canaria, el Gobierno de Canarias, el Fons Pitiús de Cooperació, la Diputación de Ciudad Real, el Ayuntamiento de Pamplona, el Ayuntamiento de Alicante, l’Ajuntament de l’Hospitalet de Llobregat, l’Ajuntament de Terrassa, el Ayuntamiento de Coslada, el Ayuntamiento de Salamanca y el Ayuntamiento de Agüimes contribuyen a este proyecto de emergencia para paliar las consecuencias de la pandemia en la población rural, fortalecer el sistema de salud para reducir la mortalidad y frenar la expansión de la enfermedad. 

Los esfuerzos se han centrado en la dotación de ayudas alimentarias a los miles de jornaleros que se han quedado sin trabajo ni sustento, en facilitar el acceso a materiales de higiene y prevención como mascarillas y geles desinfectantes, en la realización de talleres y campañas de sensibilización acerca de la COVID-19, en la formación al personal sanitario y en la dotación de equipos médicos para hacer frente a la crisis desde los hospitales tanto públicos como propios. El proyecto de emergencia seguirá en marcha hasta que sea necesario para evitar las consecuencias sociales y sanitarias que afectan a la población india.