Lokesh: “Debemos avanzar en igualdad de género para que exista el progreso”

• Inteligente y curioso, Lokesh estudia español en la Escuela Profesional de Idiomas.
• Su sueño es viajar por todo el mundo y tiene claro que el futuro de la India rural pasa por avanzar en materia de educación e igualdad.
Lokesh: “Debemos avanzar en igualdad de género para que exista el progreso”
FVF / Paloma Navas
Compartir:

Lokesh tiene 25 años y estudia español en la Escuela Profesional de Idiomas. Fue apadrinado siendo niño, su familia vive en una de las casas construidas por la Fundación y continúa en el programa de apadrinamiento hasta completar los estudios. Le apasiona aprender nuevos idiomas, se le da bien y además se esfuerza mucho. Siempre lo verás apuntando dudas, reflexiones y nuevas palabras en su cuaderno. Sin embargo, Lokesh es un chico modesto y no hace gala de sus méritos: “No es una competición, aquí ni ganamos ni perdemos, todos somos un equipo. Si compito con alguien es conmigo mismo”.

En la Escuela Profesional de Idiomas, cada año estudian 160 chicos y chicas. Aprenden español, francés o alemán, dependiendo de su elección, además de inglés, informática y soft skills, una disciplina para fomentar sus habilidades profesionales y empleabilidad. Estudian alrededor de ocho horas al día, de lunes a sábado. Tras el paso por la escuela, el 90% del alumnado ha encontrado trabajo.

El sueño de Lokesh es viajar por el mundo y su filosofía de vida sigue el sabio consejo de su madre: “Vive la vida como tú quieras y trabaja desde el corazón, porque solo así serás feliz”.

¿Cuándo decidiste estudiar español?

El día que vino Vicente Ferrer a inaugurar nuestra nueva casa, iba acompañado por unos hombres y mujeres que hablaban una lengua extranjera. En aquel instante, tuve ganas de conocer esa lengua y ser como ellos. Los indios y los españoles son diferentes, porque cada país del mundo tiene su peculiaridad. Pero aquellos que viajan comparten una misma realidad y eso es maravilloso. Ese día lo entendí y me prometí hacerlo en el futuro.

¿Qué recuerdas más del día de la inauguración?

Era pequeño, pero lo viví muy intensamente. El father (Vicente Ferrer) me tocó la cabeza y me sonrió. Sin él, sin esta Fundación, sin los voluntarios, no estaríamos aquí hablando; nada hubiera sido posible. La Fundación ha traído luz a nuestras vidas.

¿Qué te dijeron tus padres cuando supieron que querías estudiar?

Mis padres son agricultores, antes labraban su propia tierra pero ya hace 12 años que no podemos,  y les toca labrar la de otros. Tuvimos una gran sequía durante muchos años. Eso arruinó nuestros cultivos  y las tierras se han quedado áridas.  La vida del campo es muy dura. Mi padre quería estudiar pero, al ser el mayor de seis hermanos, le obligaron a trabajar. Es una persona muy inteligente, él fue quien me enseñó a escribir en inglés.  

¿Cómo es tu vida en la Escuela Profesional de Idiomas?

Mi vida aquí es maravillosa. Somos una familia, nos apoyamos entre todos. Cada día que pasa soy más positivo. Avanzo con el español, soy consciente de mi progreso y eso me motiva y me hace feliz. No echo de menos mi casa, este es mi momento y lo voy a aprovechar al máximo. 

¿Qué estudiaste antes de la Escuela Profesional?

Estudié Biotecnología Marina y trabajé durante 6 meses de esto. Pero cuando terminaba el día, no me sentía orgulloso. Estaba ayudando a mi familia con el dinero que ganaba, pero no estaba haciendo aquello que yo quería. Mi madre siempre me decía: “Vive la vida como tú quieras y trabaja desde el corazón,  porque solo así serás feliz”. Recordé sus palabras y lo dejé.

¿Cómo te ves en un futuro?

Viajando. Primero visitaré España, me gustaría trabajar allí pero me han explicado que es un poco complicado. Luego iré a América Latina. Quizás allí consiga trabajo y, de paso, perfeccionaré mi español. Hablando inglés y español puedes viajar por casi todo el mundo

¿Cómo ves el futuro de las chicas y los chicos de las zonas rurales de la India?

Estamos avanzando, antes no teníamos ni escuelas y ahora sí que las tenemos. Pero debemos entender que sin educación ni igualdad no existe el progreso. Hemos avanzado en educación, pero todavía debemos avanzar en igualdad de género. ¿De qué sirve que una mujer estudie si cuando tenga marido este la obligará a quedarse en casa? Tanto los hombres como las mujeres somos dueños de nuestras vidas y de nuestros sueños. Nadie nos los puede arrebatar, somos libres.

¿Qué consejo le darías a las generaciones más jóvenes?

Creo que es muy importante decirles que hagan aquello que les dicte el corazón. En la India, muchas veces estamos muy presionados: qué estudiar, a quién amar… No únicamente por parte de nuestras familias, sino también por nuestros vecinos o parientes. Y si uno no hace lo que él quiere, no será feliz.

Texto: Núria Messeguer Ferré

Foto: Paloma Navas