Luz para una educación sin barreras

Navya Sree estudia para ser electricista, un oficio poco común entre mujeres especialmente en la India rural. Su sueño es mejorar la vida de su comunidad y romper los estereotipos de género para que más niñas estudien carreras científico-técnicas.
Compartir:

Navya Sree se maneja con naturalidad entre cables, circuitos y destornilladores. Con 19 años, se prepara para cursar el grado de ingeniería eléctrica, unos estudios tradicionalmente masculinizados.

En su pueblo, Hampapuram, no son pocas las personas que le preguntan con sorpresa, e incluso con cierto reparo, por qué ha elegido una formación "de hombres". "Los chicos no son los únicos capaces de todo, por mucho que la sociedad nos lo diga. Las chicas también podemos estudiar y realizar cualquiera de las profesiones que hacen ellos", explica.

Cuenta con el apoyo de su familia, pero sabe que tendrá que enfrentarse a preguntas de este estilo con asiduidad. Sin embargo, ella tiene muy clara su respuesta: "Si una chica se me acerca y me dice que mi carrera no es para mujeres, le diré: Ven, estudia conmigo y verás cómo juntas lo lograremos. Si se me acerca un chico, le responderé: Ven, estudia conmigo y te demostraré que saco mejores notas que tú".

Navya Sree

Navya Sree quiere inspirar a otras chicas con su decisión, pero sobre todo enviar un mensaje a la sociedad: el conocimiento técnico y científico también pertenece a las mujeres. Ella misma reconoce que quizás nunca se hubiera decidido a estudiar una carrera técnica de no ser por unas alumnas más mayores de su aldea. "Me hablaron de los estudios y gracias a ellas me di cuenta de que, si quería, podía estudiar ingeniería eléctrica", cuenta.

Romper las barreras de género en estudios STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) es todavía una asignatura pendiente. Según la UNESCO, las jóvenes tan solo representan el 35% de las matrículas en este tipo de carreras.

En la India rural, casos como el de Navya Sree son aún más singulares. La tasa de alfabetización de las mujeres es del 65% y muchas adolescentes abandonan la educación secundaria para casarse o cuidar de su familia.

Nagabhusanam y Marthamma, padres de Navya Sree, observan con orgullo a su hija mientras esta repara uno de los interruptores del hogar. Su hermano pequeño, Jayaprakash, espera a que acabe para que le ayude con los deberes de matemáticas.

"Ayudaré a llevar la electricidad a cada casa del distrito. No se trata solo de dar electricidad, también es un servicio social para desarrollar nuestra comunidad. Ese es mi sueño", dice mientras se le ilumina el rostro.

Navya Sree es una soñadora sin límites. COLABORA AHORA para lograr una educación sin barreras de género. #SoñadorasSinLímites

Texto: Eva Galindo Soriano | Fotos: Núria Navarro Paredes