Nos unimos a la Declaración de Barcelona para exigir la liberación de patentes

• Entidades del ámbito de la salud pedimos a los estados que exijan a los laboratorios con vacunas aprobadas que compartan sus conocimientos para aumentar la producción
• Consideramos que es una cuestión de ética, salud pública y derechos humanos
Compartir:

La Fundación Vicente Ferrer se ha adherido a la “Declaración de Barcelona para la liberación de patentes”, una iniciativa liderada por entidades sociales y organizaciones no gubernamentales, especialmente aquellas que se dedican a temas de salud y cuya finalidad es movilizar a los estados para que las farmacéuticas que disponen de vacunas aprobadas liberen sus patentes y permitan a más laboratorios producir el medicamento temporalmente.

El Ayuntamiento de Barcelona está coordinando esta iniciativa, para amplificar el mensaje de unidad de entidades entre las que figuran, además de la Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, ISGlobal, la Agencia de Salud Pública, Amnistía Internacional, Médicos Mundi, Oxfam Intermon, entre otras que se siguen sumando a la petición.

“La covid-19 ha provocado millones de muertes y también está provocando un aumento de la pobreza y las desigualdades en todo el mundo”, indica la Declaración de Barcelona, “Después de una gesta científica sin precedentes, apoyada por fondos públicos, disponemos de vacunas con una altísima eficacia que son la única esperanza de dejar atrás esta pandemia. Por eso, los firmantes exigen a las autoridades estatales y europeas que activen mecanismos excepcionales para que las industrias farmacéuticas liberen temporalmente las patentes y permitan una transferencia de conocimiento para acelerar la producción de vacunas. Las entidades consideran que  se trata de “una cuestión ética, de salud global y de derechos humanos”. Asimismo, explican que es fundamental “para prevenir la aparición y diseminación de nuevas variantes”.

Ver Declaración de Barcelona para la liberación de patentes