fbpx Romper el silencio

Romper el silencio

Las mujeres con discapacidad sufren múltiples formas de violencia desde el nacimiento. A lo largo de su vida, están diez veces más expuestas al maltrato y los abusos.
Compartir:

Bharati y Netravathi se entienden sin palabras. Se conocieron hace cuatro años, pero sienten que su amistad data de mucho antes. Comparten una historia común de infancia en soledad, discriminación y maltrato.

Ambas sufrieron la polio y fueron aisladas por sus propias familias por el hecho de ser mujeres y tener una discapacidad. Sin apenas poder caminar, pasaron años en un rincón de casa, desatendidas e ignoradas. Siempre eran las últimas en comer, como si no tuvieran derecho a ello. Tampoco completaron sus estudios, no tenían quien las desplazara a la escuela.

Nunca nadie me ha llamado por mi nombre. Siempre era ‘la discapacitada’. He crecido sin saber cómo relacionarme con la gente. Cuando interactuaba con alguien pasaba miedo”, recuerda Bharati, de 30 años.

Bharati y Netravathi interiorizaron el rechazo y la violencia desde pequeñas. Todo cambió cuando entraron a formar parte de los talleres de costura de comercio justo que promueve la Fundación Vicente Ferrer. Allí no solo encontraron un trabajo, sino también la independencia económica, un espacio seguro y una red de amigas con quienes tejer sus sueños.

El 80% de las mujeres con discapacidad sufren violencia de género. El maltrato y los abusos hacia este colectivo han sido silenciados durante años.

COMPARTE SU HISTORIA y #RompeElSilencio. 

Mujeres con discapacidad

Fuentes: ONU, Banco Mundial

 

Texto: Eva Galindo Soriano

Fotos: Cristòfol Oliver