Romper la brecha de género en la formación profesional

• A través del proyecto “Formación profesional, un futuro sin desigualdades”, financiado por la Generalitat Valenciana y con el apoyo del Gobierno de La Rioja y la Diputación de Valladolid
• Moncho Ferrer, director de Programas, y Visha Ferrer, directora del Sector Mujeres, colocaron el 11 de enero la primera piedra de un nuevo complejo académico y residencial para alumnado de estudios politécnicos en Anantapur
Compartir:

Los estudios profesionales y técnicos han estado tradicionalmente masculinizados y vinculados a ciertos prejuicios sociales que no los contemplan como una alternativa para acceder a un empleo de calidad. Además, la brecha de género en este ámbito sigue vigente en la actualidad, a pesar de los avances, ya que las especialidades técnicas todavía presentan índices de matriculación y de acceso al mercado laboral muy inferiores en el caso de las mujeres.

El proyecto “Formación profesional, un futuro sin desigualdades” de la Fundación Vicente Ferrer aborda esta situación con el objetivo de promover el derecho a una formación técnica profesional de calidad e inclusiva que fomente el respeto a la diversidad y la igualdad de género. La iniciativa, que tendrá diferentes fases y finalizará en el 2022, beneficiará a todas las personas jóvenes de los pueblos de la región de Rayalaseema, en el estado de Andhra Pradesh.

Los centros de formación profesional suelen encontrase en las ciudades, inaccesibles en la mayoría de casos para los estudiantes y familias de las zonas rurales que tienen que invertir más para pagar el transporte y el alojamiento de sus hijas e hijos. En un contexto como el de la India rural, con familias empobrecidas con un alto índice de analfabetismo y en las que se da prioridad, por motivos socioculturales y económicos, a la educación de los varones frente a la de las chicas, esta iniciativa se plantea como un especial desafío.  

Este ambicioso proyecto cuenta con la colaboración de diversas administraciones españolas que también apuestan por una formación profesional más igualitaria, que promueva la capacidad de elegir un proyecto vital y profesional libre de estereotipos de género. La Generalitat Valenciana es la principal administración pública que financia el proyecto con una aportación de 987.599 euros, al que también se han sumado el Gobierno de La Rioja con 123.228 euros y la Diputación de Valladolid con 50.000 euros. 

Primera piedra hacia la igualdad

El pasado 11 de enero, en el marco del proyecto, Moncho Ferrer, director de Programas de la Fundación y Visha Ferrer, directora del Sector de Mujeres, colocaron la primera piedra del nuevo complejo académico y residencial para alumnado de estudios politécnicos de Anantapur. Este nuevo centro reforzará el campus politécnico público de Anantapur con una capacidad actual para 1.500 estudiantes de formación profesional de especialidades como el automovilismo, obra civil, electrónica, electricidad y mecánica.
 

Primera piedra


Las nuevas instalaciones mejorarán las condiciones de estudio del alumnado, entre las que destaca un nuevo aulario con capacidad para 600 estudiantes con una sala de informática, biblioteca y equipaciones especiales para facilitar la residencia de las chicas que vienen de pueblos lejanos. Además, contará con otros equipamientos que contribuyen a la sostenibilidad del proyecto como una potabilizadora de agua e instalación de placas solares

“Ponemos los cimientos para seguir trabajando por la igualdad. Queremos conseguir que cualquier persona, hombre o mujer, tenga opciones para elegir su camino y que se desarrolle en una sociedad sin estereotipos de género. Gracias a la colaboración de las instituciones españolas que apoyan este proyecto educativo, podemos construir entre todos un futuro mejor y más igualitario para miles de jóvenes de los pueblos de Andhra Pradesh”, declaró Moncho Ferrer el día que colocaron la primera piedra del centro. 

Una vez finalizado el proyecto, el Gobierno de Andhra Pradesh seguirá gestionando las instalaciones del campus politécnico, reforzando así la alianza de la FVF con la administración local y su compromiso con una educación de calidad. 

Formación continua para un empleo de calidad 

Este nuevo centro es la parte más visible del proyecto en el que toda la comunidad educativa está implicada. En el marco de la iniciativa y gracias a la alianza con las administraciones españolas que participan también se realizarán formaciones, talleres y jornadas sobre el derecho a la educación, los roles de género, la salud sexual y reproductiva, la salud mental, etc., no solo al alumnado, sino también al profesorado, familias y líderes y lideresas de las comunidades, entre otros. También se ha previsto una campaña a través de medios para sensibilizar a toda la población sobre la necesidad de contribuir, entre todos, a que la educación de hombres y mujeres sea el motor del cambio de las comunidades.

Se fomentarán actividades para promover la formación profesional como una alternativa laboral de empleo de calidad, y no solo como un camino para acceder a la universidad, con jornadas de intercambio con empresas y otras entidades. También está previsto promover alternativas de ocio saludable para las chicas en la residencia (deportes, danza…) y comités para abordar sus dificultades específicas. 

Las acciones que contempla el proyecto “Formación profesional, un futuro sin desigualdades” representan un gran paso para garantizar la educación y la igualdad de oportunidades a la juventud de familias desfavorecidas y para avanzar hacia un desarrollo humano justo en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU para el 2030.