Sensibilizar a través de la música

  • En el estudio se registran las canciones de concienciación que sonarán en los más de 3.500 pueblos en los que actúa la FVF
  • Las becas de estudios musicales superiores ofrecen una oportunidad de futuro a jóvenes de Anantapur con talento artístico

Nirmaladevi Sake canta emocionada y con fuerza frente al micrófono. Al mimso tiempo, en la ventana de enfrente, Samson Paranjyothi, trabajador del Programa de Cultura de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) controla el sonido en la mesa de mezclas. Al concluir la última estrofa, Sake sonríe y comenta: “Estamos trabajando en un proyecto para sensibilizar a la comunidad Gola sobre aspectos básicos que pueden mejorar su cotidianidad”.
Todo esto ocurre en el estudio de grabación que la FVF tiene en el campus central de Anantapur. Uno de los principales objetivos de esta instalación consiste en grabar canciones de concienciación que luego serán utilizadas en las reuniones organizadas en las zonas rurales.
Las canciones versan sobre diferentes temáticas como la educación o la discriminación de género, según las necesidades que detecta el personal en el terreno, y de los diferentes ámbitos de actuación. Los miembros del equipo del Programa de Cultura se encargan de escribir las letras de las canciones y asegurarse de que el mensaje es claro. “Estas canciones son muy importantes porque los habitantes de los pueblos hacen más caso y entiende mejor lo que queremos transmitirles a través de la música”, explica Samson.


 

Samson Paranjyothi y Nirmaladevi Sake ensayando la canción antes de la grabación.


Para grabar el material cuentan con la ayuda de los organizadores culturales, que a su vez se encargan de la educación en artes escénicas en las escuelas de la FVF, y con la colaboración de antiguos miembros del programa cultural como Nirmaladevi. Ella obtuvo una beca para estudiar música, y en la actualidad es profesora en un colegio de primaria del Gobierno.
“Cuando Samson me avisa para grabar una canción, intento organizarme para no faltar nunca. Además, gracias a la experiencia que he ido adquiriendo, he conseguido que me hayan contratado para otros trabajos como cantante”, explica Sake.
Estas actividades son un complemento formativo práctico para jóvenes que hayan estudiado música con la ayuda de la FVF. Además, permiten que grupos de música y percusión de exalumnos graben sus primeras maquetas para poder promocionar su trabajo, e intentar acceder a contratos para  tocar en “celebraciones coomo bodas, en fiestas en Anantapur o en ciudades como Bangalore”, argumenta Samson.


El programa de becas artísticas de la FVF
Más de 30 maestros de música dan clases dos veces al mes en cada una de las escuelas de refuerzo de la de FVF en el distrito de Anantapur. Su objetivo es alentar y mejorar las capacidades artísticas de los alumnos y alumnas.
Cuando encuentran a alguien que destaca y que quiere dedicarse profesionalmente a la música, les ofrecen la oportunidad de recibir una beca y estudiar durante seis años una formación musical en escuelas de Vizianagaram, Tirupati o Kurnool. Con estos estudios podrán convertirse en artistas profesionales o en profesores. Además, esta oportunidad también se ofrece a las y los alumnos ganadores de las competiciones culturales que organiza la FVF una vez al año. En caso de que sean seleccionados y pasen la prueba con buena nota, la FVF pagará todos los gastos asociados a estos estudios. Texto: Marta Lagarejo.