Un nuevo medicamento contra la tuberculosis multiresistente salvará miles de vidas

• La tuberculosis, que afecta especialmente a la gente más pobre, es difícil de combatir por el estigma y el alto índice de abandono de la medicación

• El hospital de la Fundación es uno de los siete centros de toda India en administrar un solo medicamento pionero por vía oral que sustituye el que existía hasta ahora: cinco pastillas y una inyección
Compartir:

Pushpa llegó hasta el Hospital de Enfermedades Infecciosas de Bathalapalli en ambulancia, en estado semi-inconsciente. Le acompañaba su hijo Ramesh, de tan solo 14 años. No era la primera vez que acudía en la misma situación. Había recaído tras haber abandonado su medicación. Pushpa es una de las 130.000 personas diagnosticadas con tuberculosos multiresistente en la India, país en el que se registran 25% de pacientes con tuberculosis que han desarrollado resistencia a los medicamentos.


Es madre soltera de dos niños y trabajaba como asalariada antes de infectarse. Hace meses que no tiene fuerzas para continuar trabajando. Contrajo tuberculosis en 2015 y, aunque creyó estar recuperada, volvió a enfermar en 2017. Esta vez su diagnóstico fue tuberculosis multiresistente.


Desde entonces ha venido al hospital de Bathalapalli en varias ocasiones por continuas recaídas. Este estigma provocó el rechazo de sus familiares y sus amigos, así que la depresión y el aislamiento fueron el siguiente paso. “Pensé que todo se acababa, que moriría”, explica su hijo Ramesh. “Vinimos al hospital con todo lo que teníamos en el bolsillo: 100 rupias” –poco más de 1 euro-.


Había dejado las medicinas en varias ocasiones porque me hacían sentir mal, débil y con náuseas. “Tomaba cinco pastillas y debía ponerme una inyección diaria. Iba a un médico local para que me la administrara, pero me cobraba 50 rupias y yo ganaba 100. No podía comprar comida para mis hijos”, explica Pushpa para que entendamos porqué dejó la medicación a los pocos días de haber comenzado.


Ella y sus hijos sobreviven con una pequeña pensión de viudedad y el maltrecho salario de su hijo en trabajos estacionales. “la tuberculosis es una enfermedad de pobres. Ser pobre incrementa el riesgo de padecerla”, explica el doctor Jayaram, médico en la Unidad de Infecciosas de Bathalapalli. 


Pero la esperanza para este tipo de casos acaba de llegar al hospital: un tratamiento oral que reduce la medicación tradicional para pacientes con tuberculosis multiresistente.  Solo siete centros en el país cuentan con este nuevo fármaco que, hasta el momento han recibido 200 personas. “Los efectos secundarios solían impedir a los pacientes seguir trabajando. Además, el hecho de que incluyeran una inyección causaba rechazo y, aunque la medicación en la India es gratuita, muchas personas de las áreas rurales no son capaces de ponérselas ellas mismas y tampoco pueden permitirse pagar por este servicio”, explica Gerardo Álvarez Uria, director de la Unidad.


El principio activo que contiene la inyección está diseñado específicamente para pacientes con resistencia a la enfermedad y es el más efectivo. Haber convertido este medicamento en oral alivia la preocupación por las inyecciones y reduce los efectos secundarios, como la pérdida auditiva.


Se trata de un tratamiento que mejorará la calidad de vida y reducirá el abandono del tratamiento”, explica Gerardo. Si el paciente toma la medicación, también se reducirá el estigma”. En el caso de Pushpa, aunque aún es pronto para garantizarlo, este tratamiento salvará su vida.

 

Texto y fotos: Aina Valldaura