Un proyecto de vida

El Centro de Formación de Gandlapenta tiene como objetivo prevenir el tráfico ilegal de mujeres y adolescentes de la región de Kadiri
Desde 2006, un total de 801 mujeres se han formado en el centro, 75 de ellas en el último año

Debido a la sequía y la falta de oportunidades, la región fronteriza de Kadiri, en el distrito de Anantapur, sufre altos índices de migración femenina. Muchas mujeres de los estratos más pobres de la sociedad se ven forzadas a salir de sus pueblos y encontrar trabajos en las ciudades para poder tirar adelante. Esta desesperación provoca que muchas de ellas acaben en manos de redes de tráfico ilegal de mujeres y adolescentes.

Desde los años 90 la Fundación Vicente Ferrer lleva a cabo un programa de atención y asesoramiento en esta región que tiene como objetivo evitar estas prácticas, creando empleo en la zona para que las mujeres no tengan que emigrar de sus pueblos. Al mismo tiempo, se busca reinsertar a aquellas mujeres que hayan sido víctimas de las redes de tráfico ilegal de personas.

El Centro de Formación en Gandlapenta (Kadiri) ofrece a estas mujeres la posibilidad de aprender un oficio que garantice la obtención de ingresos y la reincorporación al mercado laboral de las víctimas. Las mujeres que pasan a formar parte del proyecto reciben formación en producción de incienso, fabricación de compresas, productos de limpieza, encuadernación, costura y bordado. Aparte de proporcionar un sustento, el aprendizaje de un oficio también fortalece su autoestima y reconocimiento dentro de la comunidad. Desde 2006, cuando se puso en marcha el proyecto, un total de 801 mujeres se han formado en el centro, 75 de ellas en el último año.